La Laguna

El fuego del Ateneo fue el primero en el que se activó la salvaguarda del arte

El plan, creado en 2014 tras el incendio del Obispado, permite a los bomberos saber dónde están los objetos de valor en 13 edificios

Dos bomberos trabajan en el Ateneo de La Laguna tras sofocar las llamas. Fran Pallero
Dos bomberos trabajan en el Ateneo de La Laguna tras sofocar las llamas. Fran Pallero

Diario de Avisos/EFE 

El fuego registrado en el Ateneo de La Laguna, el 4 de octubre de 2019, fue el primer incendio acaecido en la isla de Tenerife en el que se puso en marcha el plan para salvaguardar el patrimonio artístico en un suceso de dichas características, lo que convirtió a la Isla en pionera en España a la hora de desarrollar una estrategia de actuación en este ámbito de las emergencias.

De esta manera se pronunció ayer el director insular de Seguridad del Cabildo de Tenerife, Cayetano Silva, durante una rueda de prensa, en la que enumeró las actuaciones realizadas por los bomberos del Consorcio en 2019, y en las que destacó la extinción del incendio en el Ateneo, uno de los seis incidentes de nivel alto al que tuvieron que enfrentarse el año pasado.

Silva indicó que el citado plan para salvaguardar el patrimonio artístico se configuró en 2014 a raíz del importante incendio que sufrió el Obispado de La Laguna, que estuvo a punto de causar una catástrofe en el casco histórico de la Ciudad de Los Adelantados, lo que motivó el desarrollo de un documento con la estrategia para salvaguardar los bienes artísticos en 13 edificios situados en dicho término municipal.

Prioridades

En esta estrategia se establece que el primer objetivo es salvar a las personas, pero, a continuación, dice que hay que hacer compatible la extinción de un fuego con la recuperación del patrimonio cultural que alberga el inmueble afectado.

Como se adelantó, este incumbe a 13 edificios situados en el casco histórico de La Laguna, con los planos y señales de dónde se sitúan los elementos artísticos de mayor a menor valor. Tal previsión facilita que, en el caso de que tenga lugar un incendio, el jefe de bomberos puede abrir una ficha donde se indica la ubicación de esos elementos, comunicando así a los miembros del cuerpo cómo rescatarlos para cederlos, ya en el exterior, a un encargado para su custodia.

Al respecto, el jefe del parque de bomberos de La Laguna, Jesús Domínguez, indicó que se ha estipulado, además, qué tipo de embalaje específico debe llevar un bien artístico para su traslado y añadió que, una vez en el exterior, es la Policía Nacional la encargada de depositarlo en un lugar seguro.