carnaval 2020

Zeta- Zetas repite en lo más alto

Los del barrio de La Salud se coronaron como vencedores de la final de murgas 2020, el segundo recayó en Diablos Locos, el tercero en Bambones y el accésit fue para Mamelucos
Los Zeta Zetas lograron el primer premio de Interpretación y el tercero de Presentación. Fran Pallero

Por Joel Ramos Ojeda

Zeta-Zetas se coronó en la noche de ayer como vencedor de la final de murgas 2020, el segundo, que supo a poco para el público, recayó en Diablos Locos, el tercero y accésit para Bambones y Mamelucos, respectivamente.

Tras la actuación de las 8 murgas finalistas llegó un veredicto polémico en el que Mamelucos y Zeta Zetas jugaron entre vacíos en las bases. El jurado otorgó el primer premio a Los Zeta-Zetas, que ganaron más por “letras” y espectáculo, que por letras. Los siguientes en el pódium fueron Diablos Locos, dignos ganadores del primero de interpretación para el público, que protestó con una pitada general cuando se les otorgó el segundo. Tras ellos Bambones, maestros en letras, y Mamelucos, que aguantó el tirón.

En el apartado de presentación ganó Mamelucos con un disfraz de Josué Quevedo, quien arrasó también en murgas infantiles con primero y segundo. El segundo para Diablos Locos con un disfraz de Lito Díaz, consiguiendo un doblete de segundos. El tercero recayó en Zeta- Zetas que, como Diablos y Mamelucos obtuvo premio en ambas modalidades. El accésit, para Burlonas.

En cuanto a los premios no oficiales, se entregó por primera vez el trofeo Samuel Armas -componente recientemente fallecido-, otorgado por Chinchosos a la familia del murguero. Trabachones por su parte entregó el Premio al mejor presidente en memoria de Jose Manuel Guiance Fernández, que recayó en Los Cascarrabias y el Premio Jorge González Palmero a la mejor precusión, para Tras con Tras. Crónicas Murgueras, de Factoría de Carnaval, entregó el premio a murguero del año a Juan López de Diablos Locos; El Premio Borja Reyes, al mejor director, lo dio Ni Pico Ni Corto a Tania Fernández de MasQLocas y el Premio Tom Carby, otorgado por Diablos, fue para Klandestinas.

El premio a la sonrisa de un niño, que entrega Triqui-Traquitos fue en esta edición para Los Retorciditos, edición que el Organismo de Fiestas aprovechó para condecorar a Diablos Locos por su 50 aniversario.

1. Los Diablos Locos (1970)

Se presentaron en su 50 aniversario con Maxi Carvajal cediendo formalmente la batuta a su hijo, Tomy, que a partir de ahora dirigirá la formación mientras su padre pasa a la fila. Con un recinto completamente en pie comenzaron su pasacalles, himno del Carnaval.

“El Congreso” fue su primer tema a concurso, que apostó por el humor. Los componentes, vestidos de traje y corbata emulando a los congresistas, ironizaron sobre los debates parlamentarios y las formaciones políticas. Pablo Iglesias, Arrimadas, Casado, Echenique, Pedro Sánchez, Errejón e incluso Franco pasaron por “la tribuna”. Terminaron el tema criticando la gestión de estos.

Su segunda “La purga”, utilizó como hilo conductor la película que lleva el mismo nombre. Durante el tema invitaron al público a ponerse de pie en las sillas como acto de rebeldía contra la numeración de las entradas, tiraron confetis al público y empezaron a correr componentes por el escenario para quejarse de que la gente cuente la cantidad de componentes para descalificar a murgas, “es la letra lo que hay que contar”. Taparon las cámaras de Televisión Canaria como protesta porque solo retransmitan las murgas adultas y no el resto de grupos del Carnaval y terminaron cantando sin micrófonos para criticar a Carlos Max, que el año pasado cometió un error técnico en su actuación y no se disculpó con ellos.

Demostraron la gran mejoría musical que destacó ya desde su fase y con dos temas del Maestro, Asencio, consiguieron ser meritorios del máximo galardón. El recinto a sus pies tras poner el listón alto con su espectáculo, que conquistó al público con una primera canción irónica que gustó y una segunda hecha por y para el disfrute del público, al que enamoraron.

2. Los Mamelucos (1980)

Su primer tema, sobre spoilers, comenzó adelantando finales de diferentes películas y series. Tras esto, criticaron el juego sucio entre murgas que graban audios de otras y los filtran “Todos queremos ganar el primero, pero nunca jodiendo al compañero”. Continuaron criticando la gestión del equipo de gobierno anterior, adelantando que con el actual no cambiará nada. Volvieron al Carnaval, criticando que las murgas canten en el recinto “prefiero la plaza España”, y pronosticando que, si lo cambian, cantarán “prefiero el recinto que no hace frío ni llueve”. Su punto cumbre llega con los spoilers que las murgas hicieron antaño: el pelotazo de Las Teresitas o que Coalición Canaria se extinguiría.

En su segundo, “me pongo en tu lugar”, comenzaron criticando el Carnaval de Las Palmas para ponerse en el lugar de Manny Manuel, “yo también me la habría cogido”. Continuaron criticando a los vecinos que quieren acabar con el Carnaval en la calle, que no se ponen en el lugar del carnavalero y se pusieron en los zapatos de murgas “pequeñas” para criticar que el público se vaya cuando actúan. Lo mejor, su final, en el que cantaron desafinados aposta para pedir más respeto a las murgas y reprochar a aquellos que critican en las redes sociales “súbanse a cantar y pónganse en mi lugar” concluyeron al filo del escenario.

Mamelucos bajó el nivel que hubo en su fase con falta de dicción en algunas partes. Su primero, con letras mejor hiladas y un ritmo más distendido, mejor que el segundo, que por partes perdió su hilo conductor y se dejó de entender.

3. Los Desbocados (2006)

Su primer tema, “El cambio climático”, una reivindicación a favor del planeta y el daño que le estamos causando “nosotros somos los culpables”. Presentaron un escenario apocalíptico y pusieron fecha al final “2050 será el final según los científicos”. Pasaron a hablar de la contaminación y el efecto invernadero y enumeraron las cosas que contaminan: “las cuchillas, la ropa, el café o el champú”, “con razón dicen que el hombre es el mayor depredador”. Canción monotemática que no consiguió gustar al público pero que defendieron con fuerza.

Su segundo tema, “una de matemáticas”, asignatura que utilizaron para hablar de problemas cotidianos. Crítica social hilada a través de términos matemáticos como dividir, sumar o restar. Criticaron la corrupción sacando la cuenta de cuánto han robado, “que nos lo devuelvan”. Continuaron hablando del negocio que se ha creado en torno al Carnaval: “restan los periodistas, suma la gala, restan las dietas que se pagan…” Terminaron con cifras: 50 años de la murga infantil de Rebeldes, Grupo Bohemios, Cariocas o Diablos Locos que aprovechan para felicitarles y homenajearlos.

Fallaron las voces en algunos momentos, aunque su principal detractor fue la letra, que no les acompañó y no consiguió conectar como en su fase. Su premio fue estar y lo lograron tras muchos años luchando, demostraron las ganas que tenían.

4. Zeta-Zetas (2003)

En el ecuador del concurso llegaron los ganadores del 2019 que deleitaron al público, una vez más, con su presentación. Un espectáculo de voces e instrumentos.

Su primer tema, “Un tema con letra”, empezó con las faltas de ortografía enseñando las diferencias entre hay, ay y ahí. Utilizaron un juego de letras “concejal no es lo mismo votarte que ahora botarte”, que aprovecharon para criticar la venta de entradas de la final. Continuaron cantando con la palabra “malas” a los canariones para después cantarle algo bueno “después de bailar sus comparsas sus murgas son buenas”. Siguieron cantando con las letras del abecedario, que utilizaron para decir las palabras negativas que les sobran. Terminaron cantando al premio criticón, que rechazan si por ello deben cambiar su estilo, un levanta plazas facilón que intentó remontar un tema con muchas “letras” y poca letra.

Su segundo, “la valla publicitaria”, el sello de la casa, una gran puesta en escena. Su primera valla se la dedicaron al incendio de Gran Canaria con bomberos sobre el escenario “a ellos nadie los va a salvar”. Al ritmo del himno del C.D.Tenerife, presentaron su segunda valla con jugadores del Tenerife y Las Palmas al frente, para homenajear a las mujeres que van a ver el fútbol y criticar la discriminación hacia ellas. Terminaron cantando al talento canario, criticando que no se valore en las islas y tengan que irse fuera. En el escenario las K-Narias, los Sabandeños, los influencers Gazz y Omaira Cazorla o Pepe Benavente, entre otros. Canta el público su final, que se proyecta en las pantallas. El público en pie, un final que consigue que el recinto se vuelque con ellos, catapultándolos a lo más alto.

La murga del futuro consiguió el apoyo del público en los finales de sus canciones, que, acompañados de una gran puesta en escena y buenas voces, los hizo conquistar el recinto.

5. La Traviata (2004)

Traviata comenzó su presentación con excesiva emoción, que les jugó una mala pasada en las voces. Primer tema, “Protagonistas”, con el que criticaron el protagonismo que existe en las murgas. Tras eso, una mujer, que todo el mundo mira y critica por dar el pecho en público. Pusieron el foco en las personas con movilidad reducida, “para que respeten la señal de aparcamiento para minusválidos”. Protagonismo para las jugadoras del Granadilla, “al machismo marcan gol”. Su mejor punto: delante de la murga “Minguito”, un componente con enanismo que criticó la falta de trabajo, las trabas que le ponen a la hora de opositar o lo que percibe de ayuda por parte del estado “es ahora en los Carnavales que me convierto en un gigante”. Terminaron con el cartel del Carnaval en carne y hueso “protagonista al llegar febrero es el pueblo chicharrero”.

Su segundo, “en paz descanse”, una despedida a Coalición Canaria, en el que les dan su último adiós. Tras esto, funeral a Manny Manuel tras el fracaso en Las Palmas, resucitándolo en el Carnaval de Tenerife. Lo mejor, su reivindicación por los pequeños comercios, que mueren, y la culpa la tenemos nosotros “comprando en McDonalds, Alcampo o Leroy Merlín”. Terminaron cantando a los fallecidos del Carnaval: Manuel Hernández del Orfeón, Monzón de Rumberos, Canal7, Radio El Día, La Opinión o la plaza de Toros. “Gracias a ellos brilla en el cielo nuestro Carnaval”.

Su primer tema, que comenzó mal, pero fue mejorando, se impuso sobre el segundo. Las voces tampoco les acompañaron en esta ocasión. Estuvieron en la final, y ese es su premio.

6. Los Bambones (1982)

Comenzaron con su entrada para Falo, su componente recientemente fallecido. El pasacalles de los pasacalles sonó en el recinto y la afición lo cantó por encima de ellos, un espectáculo que solo podían conseguir los del Cardonal.

Su primer tema “tontos por cientos”, comenzó con porcentajes, subiendo al 15% de los componentes que faltaban para sumar 100, “los que no se aprenden las letras”. “Aquí les traje a canarios sin trabajo, el 100%, se los divido en porcentajes para que vean lo mal que estamos”. Mucho ingenio en la parte en la que salieron de las filas para dividir los porcentajes, “solo un 1% es el vividor, el concejal”. Continuaron con otro porcentaje “40% del riesgo de exclusión social y pobreza en Canarias” para recalcar que no se puede tratar con números: “somos la gente que no importa al político, un 0 a la izquierda”. Continuaron criticando los cambios de la final con porcentajes: 10% de entradas que regala la comisión o un 30% de pie a los lados del escenario. Acabaron con el 100%, un homenaje al incendio de Gran Canaria. Una genialidad.

“Un IGIC repercutido y soportado, un lío de mucho cuidado” fue su segundo tema. Todo apagado en el escenario, cero energético. Cantaron a oscuras, “los políticos callados porque acaban enchufados, Endesa sinvergüenzas”. El público los acompañó con las luces de los móviles, muy bonito. Utilizaron luces para seguir criticando “10.00 coches que hay en la autopista en un atasco”. Lo mejor, cuando “sacan a la luz” que Juan Luis Guerra fue una fórmula más de CC para sumar votos o que la hija de Casimiro Curbelo no supo disimular su fraude en las oposiciones. “Endesa es como un ladrón que se mete en tu casa y a oscuras te viene a robar”, concluyeron.

Mejorando su posición respecto a la fase en cuanto a contenido y voces, cantaron el mejor tema del concurso en su primero y una letra crítica más densa digna de escuchar con calma en su segundo. Lamentablemente, no consiguieron conexión con el público en la segunda mitad.

7. Burlonas (2012)

Burlonas, la única femenina en la final, llegó para demostrar su valía. Su primer tema, “lo que tu me pidas con un pasodoble te lo concedo”, comenzó con el reparto de papeletas con las palabras carnaval, política y pueblo escritas para que el público decidiese qué cantaban. Con “Carnaval” criticaron a Coalición por creer que el Carnaval es de ellos, “antaño el chicharrero mamaba lo que era el Carnaval”. Dieron paso a “pueblo”, crítica al pleito insular y reivindicación de la unidad de Canarias en el incendio de Gran Canaria. Volvió a tocar Carnaval para cantarle a los 50 años de Diablos Locos, “el regalo de Tom Carby al chicharrero”. Terminaron reivindicando que la letra es lo más importante en una murga, “para Burlonas siempre la letra será su arma”.

En su segundo, “la magia de nuestro carnaval”, la murga se transformó en los personajes que Nóbrega dibujó en el cartel del Carnaval de este año para ir desgranando las intenciones del autor e ir criticando lo que ven mal en el Carnaval a través de los elementos del cartel: “quioscos que Coalición regalaba a sus amigos” o la gente en la final de pie. Terminaron colocando el Carnaval de Tenerife como se merece, declarándolo patrimonio inmaterial. Lo mejor, el final del tema, donde recrearon casi de forma perfecta el cartel.

Burlonas protagonizó una actuación digna. Pese a las grandes expectativas que no consiguieron cumplir, sonaron bien y despuntaron en su primer tema, mejor que el segundo.

8. Los Trabachones (2019)

Por primera vez en el concurso llegaron a la final cargados de buenas voces, crítica y saber estar en el escenario.

Su primer tema, “El síndrome de Truman”, utilizó la película “El show de Truman” para hacer referencia a lo vigilados que estamos en la actualidad. Homenajearon el cartel de la autopista del norte, “sin que nadie me vea me puedo expresar Ni una + o que viva el Carnaval. Criticaron que haya cámaras en supermercados y en los colegios no, para acabar con el bullying o que se vigilen las pateras y los aviones no. Terminaron enseñando imágenes de lo que no se ve: los que ayudan a los animales abandonados, Cruz Roja y sus voluntarios que ayudan a mucha gente o “los enfermeros que no dejan morir a la gente en los pasillos”.

Segundo tema, “El Congreso de los disgustados”. Vestidos como tal y con un “Congreso” en su escenografía, arrancaron con la ley de cuentas para criticar que la gente no se puede manifestar por miedo. Continuaron con la ley de dependencia “no la arreglamos, ya buscaremos solución”. Criticaron las disputas entre partidos “estamos preocupados en la mierda del otro sacar para ocultar la realidad”. Siguieron con una ley de menores sin solución “si hay cada día más niñatos en la calle que gozan de impunidad”. En su final le cantó el pueblo a la tribuna “tu eres quien roba y no paga”.

Con muy buenas voces estuvieron a la altura, que no fue mucha. Falló su dicción en partes y sus letras desvelaron lo previsible, lo mejor lo dejaron en la fase. Para una murga novel llegaron muy lejos.

TE PUEDE INTERESAR