salseos

Gloria Camila abre la puerta a una reconciliación con Rocío Carrasco

La hija de Rocío Jurado y José Ortega Cano ha hecho un repaso por su vida, desde que llegó a nuestro país hasta que los focos comenzaron a apuntarla
Gloria Camila abre la puerta a una reconciliación con Rocío Carrasco. | EUROPA PRESS

Gloria Camila se ha convertido en la última invitada al plató de Volverte a ver. La hija de Rocío Jurado y José Ortega Cano ha hecho un repaso por su vida, desde que llegó a nuestro país hasta que los focos comenzaron a apuntarla.

Una vida marcada por la fama de sus padres: “Cuando eres pequeña no eres consciente de la fama que tiene tu familia. Mis padres son muy conocidos, son lo más grande, cuando van pasando los años y tu cara se puede destapar es como un curso de adaptación. Para mí fue duro”.

Una confesión a la que sumó la de cómo era Rocío Jurado como madre: “Era como muy estricta, mi padre era como más suave. Yo era muy de padre y mi hermano muy de madre. Era la que se iba de viaje y traía regalos para todos, han sido unos padres increíbles”, y añadía: “Admiraba su humildad y su persona. Abría a todo el mundo las puertas, no hacía ascos a nadie, no se creía superior a nadie, era muy grande”.

GLORIA CAMILA, ANTE UNA POSIBLE CHARLA CON SU HERMANA ROCÍO: “SI HAY QUE HACERLA SE HACE”

En cuanto a la relación con su hermana Rocío Carrasco, Gloria explicó que es “inexistente. Yo la hubiese tenido hace mucho tiempo (una conversación con su hermana), ahora he hecho mi vida, estoy con mis hermanos, con mi padre… si hay que hacerla, se hace, no tengo problema. No la busco, yo estoy muy bien y con los que de verdad han estado desde siempre”.

Y es que aunque ahora no tengan relación, en un pasado sí la hubo: “Era buena, además mi sobrina, que es de mi edad, nos hemos criado desde pequeñas juntas. Ella estaba en casa, yo la recuerdo buena, no sé qué pudo pasar para que desapareciese ese buen rollo. No busco nada ya”. Una relación bloqueada que podría terminar en una conversación para solucionar las cosas: “Yo jamás voy a decir que no, no tengo problema ninguno, todo es hablarlo”.

En cuanto a la problemática con el museo de Chipiona, Gloria explicó que su hermana “se negaba, entonces no se abría el museo. Chipiona se lo merecía, era algo que su madre, la mía también, quería. Hay trajes, hay discos, hay para que escuches música, cosas que nunca se han visto, hay de todo”.

Una apertura del museo que podría terminar también en la visita al musical que ha creado su hermana: “Yo si puedo voy, no tendría ningún problema. Me he enterado por la prensa, no me llamó”. Unas declaraciones que dejan la puerta abierta a una posible reconciliación: ¿Habrá un acercamiento entre ambas partes en algún momento?

TE RECOMENDAMOS