Ciencia

Japón y Canarias estrechan lazos por tierra, mar y la cúpula celeste

Kenji Hiramatsu, embajador del país nipón en España, visitó las instalaciones del IAC en el Teide y hoy acudirá al Roque de los Muchachos para ver la parcela reservada al TMT

El embajador fue recibido ayer por el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. Fran Pallero

El embajador de Japón en España, Kenji Hiramatsu, recaló ayer en la capital tinerfeña tras la recepción que ofrecía la noche anterior en el auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas para celebrar el natalicio del emperador de su país, Naruhito. En el Parlamento regional fue recibido por el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el viceconsejero de Acción Exterior, Juan Rafael Zamora. Ambos representantes, según explicó este último, pudieron trasladar al político nipón la voluntad del Ejecutivo autonómico de “incrementar la cooperación y el flujo de turistas que nos visiten”.

Por otra parte, y como uno de los motivos fundamentales de su visita a las Islas, tal como detalló el diplomático a los representantes canarios, también hablaron del gigante de la astronomía que aspira a albergar el Roque de los Muchachos, en la Isla Bonita, como emplazamiento alternativo al Monte de Mauna Kea, en Hawái: el Telescopio de Treinta Metros (TMT por sus siglas en inglés). Sobre este asunto, “el embajador dijo que va a ponerse en contacto con las autoridades científicas de Japón para trasladarles lo que a su vez el presidente de Canarias le comentaba, y es que La Palma ha culminado todos los trámites administrativos” para poder ser sede del que será el instrumento óptico más avanzado y potente del planeta.

Hiramatsu mostró especial interés por conocer las instalaciones que gestiona el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) en el Teide, las cuales visitará hoy desde primera hora, acompañado por personal de la institución científica. Asimismo, sobre el mediodía se trasladará a La Palma para examinar in situ tanto el proyecto en el que los nipones invierten junto a Alemania y España, el LST de la red Cherenkov, como la parcela del municipio de Puntagorda reservada por el Consistorio para la posible implantación del TMT.

MOMENTO CLAVE

La atención prestada por el delegado asiático hacia el Roque se produce en un momento crucial para el aparato óptico por el que lucha la Isla Bonita, dado que hay una fecha señalada en el calendario del grupo promotor de la infraestructura (finales de este mes) en la que no está nada claro qué va a ocurrir. Por el momento, se sabe que los opositores al proyecto en Hawái han expresado su intención de seguir batallando en contra de que se construya en lo que consideran un “territorio sagrado”. Mientras, el consorcio internacional tan solo ha garantizado que hasta dentro de dos semanas, como máximo, mantendrá las labores de instalación paralizadas, sin concretar si van a reanudarlas una vez vencido ese plazo.

La Palma ha sumado, en lo que llevamos de año, el apoyo de la India, uno de los socios del TMT, y los propios científicos-que no políticos- de Japón, aunque con condiciones. En esencia, que Estados Unidos se comprometa a aportar capital para la construcción del proyecto, cuyo valor total asciende a los 1,4 millones de dólares. Un escenario en el que, el hecho de que el embajador pudiera llevarse una buena impresión sobre el emplazamiento canario, podría suponer que la balanza se incline en favor de construirlo en las Islas.

CABILDO TINERFEÑO

Otra de las administraciones que recibió al diplomático japonés fue el Cabildo de Tenerife. A su encuentro acudió el presidente de la institución insular, Pedro Martín, y la consejera de Acción Exterior, Liskel Álvarez. En el transcurso de la reunión que mantuvieron, el embajador les trasladó el interés de su país “por seguir invirtiendo en la Isla y abrir nuevos nichos de negocio”. Del mismo modo, explicaron que “hizo hincapié en el sector de las energías renovables” y el turismo, sostenibilidad, medio ambiente y astronomía. Recordemos que, en 2018, la inversión directa en Tenerife procedente de Japón ascendió a 23 millones de euros, especialmente en el ámbito de la automoción.