diario del aislamiento

Día 38

Nos han pintado el mar otros quince días más lejos. Retroceda quince casillas (como en los juegos de mesa). Difícilmente aprenderéis a convivir conmigo si os quedáis en casa -recuerdo que me dijo el virus-. El 9 de mayo sumaremos 56 días renunciando a ser lo que somos: animales sociales. Nos adentramos en las semanas más crueles. Veintiún días, cuando llevas cerca de cuarenta, no son veintiún días -pesan bastante más-. Será duro. El ritual de las 19:00 anuncia cansancio (ausencias en las ventanas, aplausos abreviados). Se nos está muriendo la épica de tanto usarla -resistencias al resistiré-. La Convención Internacional de Derechos de los Niños establece, en el Tratado aprobado y firmado el 20 de noviembre de 1989, que se consideran niños los seres humanos menores de 18 años (tendré que llamar a Sánchez, otra vez, para aclarárselo). Niños. Adolescentes. Que el Gobierno explique a dos hermanos -de doce y trece años- por qué solo uno de ellos necesita salir cuanto antes a la calle. Sensación (creciente) de que seguimos confinados porque siguen faltando los test -masivos-. Me pregunto cómo es posible que los datos del fin de semana no entren en el sistema hasta el lunes -ritmos informáticos del siglo XX-. Los maratones son pedagógicos. Aprendes que los últimos cinco kilómetros nada tienen que ver con los 37 que has dejado atrás -otras sensaciones, ánimos o sentimientos; otra película, otro guión-. Reiniciarnos. El presidente (de aquí) lo ha resumido bien. En las Islas tenemos que volver a la calle antes de que pobreza y hambre acaben con las Islas -ha dicho, certero, Ángel Víctor Torres-. Retornos, muchos. Me alegra que te preguntes (ayer) dónde están los intelectuales -escriben-. Otros retornos. Cuando lleguemos al mar celebraremos los cumpleaños insuficientemente celebrados -escribo-. Hace lunes. Echo un vistazo a mis notas (desecho algunas, otras no). Tengamos claro que el turista es la solución. A los turistas ni miedo ni antipatía; al revés. Los turistas son nuestra vacuna, el fármaco que nos sacará de la UCI laboral y social. Qué está haciendo AENA para cuando llegue el momento de la resurrección aeroportuaria. Qué inversiones está realizando para contar con máquinas, controles o protocolos (que no pase como con las mascarillas, test o respiradores). Casado y Sánchez negocian. No se han enterado de que un pacto de partidos es algo viejuno. Hace falta un acuerdo de país. Mañana es el aniversario de boda de mis padres. Ellos son mi país.

TE RECOMENDAMOS