diario del aislamiento

Día 57

Hace sábado, pero poco -el franjismo lo coarta-. Han habilitado carriles para bicis y runners (era de cajón). Cajones, ataúdes. Una cosa me lleva a otra, a Ghana

Hace sábado, pero poco -el franjismo lo coarta-. Han habilitado carriles para bicis y runners (era de cajón). Cajones, ataúdes. Una cosa me lleva a otra, a Ghana. Los bailarines de Nana Otafrija han enviado un mensaje imprescindible -¡gracias!-. Haz lo que debes o bailarás con nosotros -han dicho-. Son los del meme del ataúd (buenísimo). El Gobierno de España tendría que haberlos contratado para una campaña de impacto -qué mejor manera de llegar a quienes amenazan con cagarla en la fase 1-. Hazlo bien o bailarás con ellos -o algo así-. Bajas la guardia, ataúd. Te pasas de listo, ataúd. Vas de valiente, ataúd. Crees que no va contigo, ataúd. Las ministradas apenas dejan espacio para las ideas, mala cosa. Era de cajón (otra vez) tener preparada una campaña de la que se hable -pero no; total, para qué-. La pedagogía del franjismo es necesaria, pero insuficiente -habría que ir más allá; hazlo bien o bailarás con ellos-. Café, sí. Cápsula, siempre. La fase 1 llena de esperanza, y dudas. Estar confinados es una putada, pero lo difícil viene ahora (estar en la calle sin meter la pata). Obedecer está tirado, actuar con inteligencia -disciplina, madurez ..- es otra cosa (ojo con los adolescentes, algunos van por la calle creyéndose en noviembre de 2019). Si en la península lo hacen mal volverán al 13 de marzo de 2020, aquí sería peor, si en Canarias no lo hacemos bien (creyendo que el virus se cansó de nosotros) regresaremos a la primera mitad del siglo XX, a la sequía de oportunidades, a la emigración, al blanco y negro que precedió al turismo -si retrocedemos no aterrizarán los aviones, y sin aviones no somos nada-. Sí, me preocupa la fase 1. También las siguientes, pero estos días sabremos de qué palo vamos. Temo que algunos no entiendan que los datos de esta semana son un espejismo; porque no son reales (resaca del confinamiento). En quince o veinte días tendremos los repuntes incubados el fin de semana pasado, ayer, mañana. Nos va la vida (otro eslogan posible, ahí lo dejo) en convivir con los picos de junio, julio o agosto sin tener que desandar lo andado. Hoy el diario tiene poco de diario, lo sé. Me han podido las ganas de dar la chapa con la fase 1 -acojona regresar a marzo-. Además, quiero creer que algún día pueda poner punto final a este diario (vamos, digo yo). Acumulo retornos, franjismos, tribus y otras notas (o lo de la fase 5, en Canarias). Ahora es cuando, para cerrar, tendría que sonar la música del meme del ataúd -me parto, es buenísimo-.

TE PUEDE INTERESAR