ciencia

Así son las mascarillas españolas que se han agotado en poco más de una semana

Las expectativas por la protección que ofrecen y su durabilidad han sido sus principales reclamos, pero también hay algunas quejas y dudas sobre las mascarillas
Imagen de la mascarilla FFP2 CSIC
Imagen de la mascarilla FFP2 CSIC
Imagen de la mascarilla FFP2 CSIC

A finales de agosto nos sorprendía la noticia de un innovador y esperanzador invento español. Diseñadas por el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas), adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, y Bioinicia (una empresa vinculada a este organismo) se había lanzado al mercado un nuevo tipo de mascarilla que posee unas características que, a priori, parecen bastante interesantes. Diez días después del anuncio de su lanzamiento, comprarlas es misión imposible. “Producto agotado”, se lee cuando se pincha en las distintas opciones de compra.

Se trata de las primeras mascarillas con filtro de nanofibras. Son equivalentes a las FFP2, aunque, por el momento, no se pueden aún definir como tal. Así lo señala la noticia publicada en Sinc. “La distinción entre una FFP2 y la anticovid-19 es que la primera ha sido analizada con todos los ensayos de la norma Europea EN149 y la nuestra con la misma norma, pero abreviada para permitir la protección de la población frente a la COVID-19”, explicaba en ella el director del proyecto, José María Lagarón.

Por sus prestaciones y características, no hay duda de que se trata de una buena mascarilla. Sin embargo, como suele ocurrir cuando aparecen determinadas novedades, se ha exagerado este extremo, hasta el punto de que mucha gente ha acudido en masa a hacerse con ella. Resultado: agotamiento en pocos días.

Puedes leer esta noticia completa en El Español.

TE RECOMENDAMOS