política

Calvo promete a Torres poner orden ante la desidia ministerial con las Islas

El presidente de Canarias mantuvo una tensa conversación con Escrivá al saber de su espantada y pidió a Carolina Darias que interceda por las Islas; la descoordinación entre Marlaska y Robles agrava el problema
La vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo. EP

Cuando los responsables no se merecen tal consideración es hora de que un superior les recuerde cuáles son sus obligaciones, da igual que se trate de un simple operario o de todo un ministro.

Por eso recurrió ayer el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, a su línea directa con la vicepresidenta del Ejecutivo estatal, Carmen Calvo, colmada su paciencia ante el plantón dado por el ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, a quien se le esperaba mañana en las Islas para comprobar si, viéndolo con sus propios ojos, comprendía al fin que las personas que llegan en patera al Archipiélago empiezan a contarse por centenares cada día, mientras el Estado incumple con su obligación de facilitar su acogida a corto y medio plazo.

Esa que hoy descansa en las administraciones autonómicas y locales, desbordadas ya ante el imparable crecimiento de la ruta canaria de las pateras que, no lo olvidemos, comenzó hace un año con el blindaje del Estrecho. Calvo no solo escuchó con atención al aruquense, sino que se comprometió a terminar con la descoordinación detectada entre ministerios como Interior y Defensa, incapaces de habilitar espacios con cuarteles en desuso y los CIE para hacer frente a esta crisis humanitaria.

Antes de hablar con Calvo, Torres mantuvo una tensa conversación con el citado Escrivá, quien incluso quiso quitarle hierro a su plantón, proponiendo las fechas de los días 20 y 21 para una visita que, más que tardía, raya en la dejación de funciones.

Pero no es el de Migraciones el único ministro al que hay que pedir cuentas, porque ni Fernando Grande-Marlaska (Interior) ni Margarita Robles (Defensa) han estado a la altura de este drama humanitario por los motivos ya referidos, a pesar de que son medidas ya probadas en la hecatombe acaecida entre 2006 y 2008 en las Islas, que, si no se pone remedio, cada vez está más cerca de repetirse.

En cuanto a Exteriores, se exige a su titular, Arancha González Laya, que actúe de una vez en origen, único remedio conocido para frenar las pateras.

En medio, Torres también tuvo tiempo de hablar con Carolina Darias, quien fuera delegada del Gobierno y conoce de primera mano el tema. Sin duda, la paisana es un aliado.

TE PUEDE INTERESAR