cuenta atrÁs para las elecciones usa 2020: la gestiÓn de la pandemia empieza a influir en el apoyo a los candidatos

Ciencias políticas

El mundo científico rompe la tradición y abandona al candidato presidencial, que no basa sus decisiones en hechos constatados

Faltan 43 días para las elecciones en Estados Unidos. Los incendios, huracanes y protestas que azotan el país son temas claves para ambos candidatos, pero sin duda alguna, el que el presidente actual deberá defender en los próximos debates es su manejo de la pandemia en una nación que tristemente lidera el número de contagio de COVID-19 a nivel mundial. Hasta ahora, la estrategia ha sido catastrófica, plagada de falsedades que han confundido a la población y enfurecido a la comunidad científica.

La revista Scientific American ha estado en circulación durante casi dos siglos, y durante todo ese tiempo, nunca ha respaldado a un candidato presidencial, hasta ahora. Esta semana, la prestigiosa publicación anunció su apoyo al candidato demócrata Joe Biden a la presidencia. “Tomamos esta decisión muy en serio. No se renuncia a 175 años de tradición por nada”, dijo Laura Helmuth, editora jefa de la revista, en una entrevista concedida a la radio nacional.

La declaración de la revista dice que “la evidencia y la ciencia muestran que Donald Trump ha dañado gravemente a Estados Unidos y a su gente, porque rechaza la evidencia y la ciencia. El ejemplo más devastador es su respuesta deshonesta e inepta a la pandemia de COVID-19, que ya ha costado la vida a más de 200.000 estadounidenses a mediados de septiembre. También ha atacado las protecciones ambientales, la atención médica y los investigadores y agencias de ciencia pública que ayudan a este país a prepararse para sus mayores desafíos. Es por eso que instamos a votar por Joe Biden, quien ofrece planes basados en hechos para proteger nuestra salud, nuestra economía y el medio ambiente. Estas y otras propuestas que ha presentado pueden encaminar al país hacia un futuro más seguro, próspero y equitativo”.

Helmuth dijo que la decisión de romper la tradición de la revista este año fue unánime y rápida. “Este no es momento para negar que esas cosas son reales o para difundir mentiras y desinformación”, concluyó la editora.

TRUMP CONTRADICE A LOS EXPERTOS

En contradicción con los expertos, el presidente dijo que la vacuna para la COVID-19 podría estar lista para fin de año y que la distribución generalizada del antídoto ocurriría antes de enero, e incluso que todos los estadounidenses tendrán una dosis en abril de 2021, en oposición directa a lo que dijo el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Robert Redfield. El jefe de los CDC testificó que la vacuna no estará disponible hasta la próxima primavera o verano. Cuando se le preguntó a Trump por qué su mensaje sobre las fechas de los tratamientos y la eficacia de las mascarillas difería tan profundamente del director de los CDC, Trump dijo que Redfield había “cometido un error” y “malinterpretado” las preguntas. En una sesión informativa, el mandatario también refutó la afirmación de Redfield ante un panel del Senado de que usar la mascarilla sigue siendo “la herramienta de salud pública más importante y poderosa que tenemos”. En cambio, minimizó la importancia de las mascarillas en comparación con una vacuna y también se burló de su rival demócrata, el exvicepresidente Joe Biden, por usar mascarillas en espacios públicos de acuerdo con las pautas de salud pública. “Hay algunas personas, profesionales … a quienes no le gustan las mascarillas”, dijo Trump defendiendo esa postura. Sobre Biden, el presidente dijo: “Joe se siente muy seguro con una mascarilla. No lo sé. Tal vez no quiera que se le vea la cara”.

FECHAS DE LA VACUNA

Redfield dijo que una vacuna podría estar disponible en noviembre o diciembre para los primeros en responder, pero no estará disponible hasta “el segundo o tercer trimestre” del próximo año. Más tarde testificó que tardará entre seis y nueve meses, después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos autorice la vacuna, antes de que se pueda distribuir a nivel nacional. Trump ha dicho repetidamente que esta estará lista antes de las elecciones. Estas declaraciones preocupan a los líderes de Operation Warp Speed, el programa de desarrollo de medicamentos de la administración. El Dr. Moncef Slaoui dijo a NPR que era “extremadamente improbable” que el plazo señalado por el presidente sea factible. La semana pasada, nueve fabricantes de medicamentos firmaron el compromiso de no enviar candidatos a vacunas para que la FDA los revise hasta que su seguridad y eficacia se demuestren en grandes ensayos clínicos.

INTEGRIDAD CIENTÍFICA

Redfield, el director de los CDC, también defendió la integridad de los científicos de la agencia. Después de las acusaciones de un destacado funcionario del Departamento de Salud de que había una “unidad de resistencia” de científicos y eran culpables de “sedición”, Redfield dijo que “no solo no es cierto, sino que me entristeció profundamente cuando leí esos comentarios”.

“Los CDC están compuestos por miles de hombres y mujeres dedicados, altamente competentes; es la principal agencia de salud pública del mundo”, agregó.

El principal portavoz del Departamento, Michael Caputo, quien ahora está de baja, alegó en una transmisión en vivo de Facebook esta semana que los científicos del gobierno estaban trabajando para socavar la administración de Trump.

LA RESPUESTA DEL GOBIERNO A LA PANDEMIA

En sus comentarios iniciales, la senadora Patty Murray, demócrata del estado de Washington, criticó al mandatario, refiriéndose a los informes en el nuevo libro de Bob Woodward sobre lo que el presidente sabía sobre el virus versus lo que dijo públicamente, informó NPR. “Me enfadé profundamente la semana pasada al escuchar al presidente Trump admitir que, aunque entendía que la COVID-19 era incluso más mortal que su agotadora gripe, estaba minimizando la crisis”, dijo.

Desde los picos posteriores al Día de los Caídos, el número de nuevos casos de coronavirus ha bajado un 19%, el número de hospitalizaciones ha disminuido un 49% y la cifra de muertes ha visto un declive de un 33%. Pero estos logros podrían ser fugaces o incluso revertidos si la gente deja de usar mascarillas y evitar las multitudes.

Más de 200.000 estadounidenses ya han muerto a causa del coronavirus.

BIDEN: “CONFÍO EN LA VACUNA, NO EN TRUMP”

Distribuir el fármaco preventivo contra el coronavirus será uno de los mayores desafíos que enfrente el próximo presidente, dijo esta semana el candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden. “El desarrollo de la vacuna es solo una parte, distribuirla a toda la población es tan complejo y desafiante como una de las operaciones militares más sensibles”, dijo el rival de Trump en Wilmington, Delaware, después de recibir una sesión informativa de un panel de expertos en vacunas. Biden añadió que “si soy elegido presidente, comenzaré por implementar un plan de distribución eficaz desde el momento en que asuma el cargo”.

Biden detalló su plan para asegurar al público que cualquier vacuna futura, que según él ofrecerá “un camino de regreso a la normalidad”, se repartirá de manera equitativa y se proporcionará primero a quienes corran mayor riesgo. Sus comentarios se produjeron antes de que el presidente Trump dijera a los periodistas en la Casa Blanca que el gobierno espera poder comenzar a proveer una vacuna contra el coronavirus “en algún momento de octubre”.

El presidente dijo que al menos 100 millones de dosis deberían estar disponibles para su distribución a finales de 2020, en una predicción ciertamente ambiciosa. El demócrata criticó los comentarios de Trump durante un foro municipal de cara a las elecciones celebrado esta semana, en el que el republicano dijo que no cambiaría la forma en que ha gestionado la pandemia.

Biden también trató de trazar una línea clara entre su preocupación sobre si el presidente buscará la ventaja política en la aprobación de la vacuna y su confianza en los científicos y las vacunas en general. “Permítanme ser claro: confío en las vacunas. Confío en los científicos. Pero no confío en Donald Trump”, dijo Biden. “Y en este momento el pueblo estadounidense tampoco puede”.

La vacuna contra el coronavirus se ha convertido en tópico de gran importancia en la campaña electoral, dado que es clave tanto para detener la crisis de salud pública como para reactivar la economía que está en serios apuros. El rival de Trump, aludió a los recientes comentarios del presidente sobre el fármaco calificándolos de irresponsables.

“Los avances científicos no se preocupan por los calendarios más que el virus. Ciertamente no se adhieren a los ciclos electorales”, dijo Biden. “Su fecha, aprobación y distribución nunca deben ser distorsionados por consideraciones políticas”.

El lenguaje y las predicciones de Trump han dejado a los demócratas expresando su preocupación de que la administración de Trump podría apresurarse a aprobar una vacuna antes de tiempo por razones puramente egoístas. “Uno de los problemas con la forma en que está jugando con la política es que ha dicho tantas cosas que no son ciertas”, dijo Biden. “Me preocupa que si tenemos una vacuna realmente buena, la gente esté reacia a probarla… Si pudiera ponerme una vacuna mañana, lo haría. Aunque me costara las elecciones, lo haría. Necesitamos una vacuna y la necesitamos ahora”.

A su vez, Trump ha aprovechado las preocupaciones sobre los estándares de aprobación del medicamento inmunizador para pintar a los demócratas como promotores de sentimientos contra la vacunación. “Ahora Biden ha lanzado una campaña pública contra la vacuna, lo cual es muy malo, porque tenemos algunas vacunas que son increíbles”, dijo Trump, con su habitual elocuencia.

EL TÉRMINO ‘CORONAVIRUS’ AMENAZA LA CAMPAÑA DE TRUMP

La pandemia ha resurgido como el tema que perjudica más al presidente Donald Trump después de la publicación de grabaciones en las que el presidente minimizaba la amenaza del virus.

‘Coronavirus’ fue la palabra más mencionada esta semana por Trump, término que había ocupado el quinto lugar la semana pasada y el cuarto la semana anterior. Uno de cada cinco estadounidenses relacionó ‘coronavirus’ con el presidente al decir que lo habían visto, leído o escuchado de Trump, y fue pronunciado con más del doble de frecuencia que su segunda palabra más mencionada: ‘falso’. Los hallazgos provienen de The Breakthrough, un proyecto de CNN, SSRS e investigadores de la Universidades de Georgetown y Michigan que pregunta qué han escuchado, leído o visto sobre cada uno de los candidatos presidenciales.

PRÓXIMAS CITAS…

PRIMER DEBATE PRESIDENCIAL
Case Western Reserve University Cleveland, Ohio. Se realizará el 29 de este mes, entre el presidente Donald Trump y el candidato a la presidencia Joe Biden.

SEGUNDO DEBATE PRESIDENCIAL
Adrienne Arsht Center for the Performing Arts, Miami. Será el 15 de octubre, entre ambos candidatos a la presidencia.

TERCER DEBATE PRESIDENCIAL
Belmont University, Nashville, Tenesí. La cita es el 22 de octubre, entre ambos candidatos presidenciales.

DEBATE VICEPRESIDENCIAL
University of Utah
Salt Lake City, Utah. será el 7 de octubre entre Mike pence y kamala Harris.

ELECCIONES PRESIDENCIALES EN EE.UU.
Martes 3 de noviembre.

TE RECOMENDAMOS