Tribuna

Europalia

En el mes de octubre de hace 35 años se celebró en Amberes, dentro de Europalia y coincidiendo con la integración de España en la Comunidad Económica Europea (hoy U.E.), la más ambiciosa promoción de Canarias en el exterior, como la definió hace pocos días en unos de sus artículos diarios en este medio de […]

En el mes de octubre de hace 35 años se celebró en Amberes, dentro de Europalia y coincidiendo con la integración de España en la Comunidad Económica Europea (hoy U.E.), la más ambiciosa promoción de Canarias en el exterior, como la definió hace pocos días en unos de sus artículos diarios en este medio de comunicación, el periodista Andrés Chaves. Si bien en un principio la invitación que recibió el Cabildo Insular de Tenerife por parte del Comisario designado por el Gobierno de la Nación, Luis González Seara, fue para participar con los Carnavales de Tenerife, las Falla de Valencia y la Feria del Caballo de Jerez, los festejos populares más representativos de nuestro país. Una vez comprobado la importancia de esta manifestación bianual, que organiza el Gobierno Belga y la repercusión turística de la misma, el Cabildo de Tenerife aprovechó las circunstancias para promocionar nuestra Isla.
La Presidencia del Cabildo constituyó un equipo técnico que estudió en Amberes las posibilidades de nuestra participación, la elaboración del programa, estudio de los escenarios más adecuados y la realización de una selección de las agrupaciones del Carnaval que nos representarían. El equipo se conformó con los funcionarios Águeda Márquez, Miguel Tarquis y Jose H. Chela (D.E.P.), coordinados por mi. Posteriormente, y a la vista del carácter promocional de este acontecimiento, se incorporó parte del equipo que se dedicaba a la promoción exterior de Tenerife en el Patronato de Turismo, bajo la dirección del Consejero Pedro Lasso y la funcionaria Gloria Salgado.
En la primera visita que realicé a la ciudad de Amberes, a los efectos de estudiar posibles escenarios, acompañado por el Gerente de Fiestas de Santa Cruz de Tenerife, Juan Viña, se estudió conjuntamente con los responsables municipales de fiestas del municipio anfitrión belga varios lugares, entre ellos una zona del Puerto de Amberes que inmediatamente descartamos. Recuerdo que Juan Viñas me dijo: esta gente no conocen la magnitud del Carnaval de Tenerife; le contesté: Juan, tienes razón, pero cuando lo conozcan se darán cuenta. En la siguiente visita se eligió como lugar donde se iban a celebrar las dos galas, que posteriormente se celebraron, el antiguo Palacio de la Bolsa de Amberes, un edificio de 1531, de estilo gótico, en desuso pero en buen estado. Se eligieron los itinerarios de las distintas cabalgatas y el lugar donde se celebrarían el resto de las actuaciones.
Por parte del equipo organizador y del Patronato de Turismo, se decidió que las agrupaciones seleccionadas para la participación en los Carnavales de Tenerife de Europalia’85 fueran: la Fanfarria de Puerto de la Cruz, comparsas Joroperos, Cariocas, Danzarines Canarios, Tamanacos y las rondallas Orfeón La Paz y Gran Tinerfe. Asimismo se seleccionaron a diez jóvenes antiguas reinas del carnaval o damas de honor y no nos podemos olvidar del Charlot de Tenerife, Pedro Gómez Cuenca (D.E.P.). En la selección y organización de estas agrupaciones se incorporó al equipo Juan Domínguez del Toro, antiguo concejal de fiestas y considerado como uno de los fundadores del carnaval chicharrero.
El día 24 de octubre, fue el día de la llegada de la expedición a Bélgica formada por 515 personas en un Boeing 747 de la compañía Iberia que se dedicaba a vuelos charter, puesto a disposición del Cabildo de forma desinteresada por la citada compañía que dirigía como delegado en nuestra provincia Alfonso Pérez Díaz. El combustible del avión fue aportado por la Refinería de Petróleo de Santa Cruz de Tenerife que dirigía Javier Martín Carvajal. La primera reunión que se celebró fue con la Cámara de Comercio de Bruselas, y a las siete de la tarde de ese día el encuentro con la prensa en el Eurotel, donde se proyectaron vídeos promocionales de la Isla y contó con la presencia de las reinas del carnaval luciendo sus trajes de fantasía. A este encuentro asistieron más de 40 periodistas acreditados de Bélgica. Por parte de Tenerife asistieron los representantes de todos los medios de comunicación de la Isla, entre ellos, Ernesto Salcedo (D.E.P), Andrés Chaves, Elfidio Alonso, José Antonio Pardellas, Arturo Trujillo, José Antonio Pérez y Javier Zerolo. Estuvieron presentes las autoridades provinciales, insulares y locales, desplazadas para estos actos, el Gobernador Civil, Antonio Martinón, el Alcalde de Santa Cruz, Manuel Hermoso, el Presidente de la Junta del Puerto (hoy Autoridad Portuaria), Julio Pérez, el Presidente del Cabildo, Consejeros del Cabildo representantes de todas las formaciones políticas. Ese mismo día, en la tarde noche, se celebró el primer ensayo de la gala.
El segundo día se celebraron dos sesiones de trabajo promocional en el hotel de la expedición, un Workshop turístico y un acto de promoción del Puerto de Tenerife. A partir de las tres de la tarde se celebró el primero de los desfiles del carnaval que recorrió las calles más comerciales de la ciudad de Amberes, con una temperatura bajo cero. Abrió el desfile la banda de música de la policía local de Amberes, varias carrozas confeccionadas para el efecto, seguido de las agrupaciones musicales, comparsas y rondallas, así como las reinas del carnaval. Concluyendo el citado desfile en la plaza del Ayuntamiento. Es justo recordar la perplejidad y emoción de los ciudadanos que abarrotaban todo el trayecto.
Por la noche de ese día se celebró la primera de las Galas del Carnaval en el Palacio de la Bolsa, este acto se desarrolló exclusivamente para los turoperadores, agentes de viajes, promotores turísticos, periodistas y autoridades locales. Este espectáculo fue dirigido por Sergio García, acreditado director de distintas galas del carnaval de nuestra Isla. Y en la parte técnica por Juvenal (D.E.P.). El espectáculo fue presentado por Pilar Socorro de Radio Club Tenerife y Fabri Díaz de Radio Nacional de España. Del éxito de la gala dieron cuenta todos los medios de comunicación belgas.
Aprovechando la invitación de la televisión de Luxemburgo se desplazó una delegación del Patronato de Turismo con varias de las reinas ataviadas con sus disfraces. Al día siguiente, sábado, se celebró el segundo de los desfiles que recorrió las calles más céntricas de la ciudad. Una vez finalizado y en la plaza del Ayuntamiento se improvisó una verbena popular con la participación de numerosas personas. A las ocho de la noche se celebró la segunda de las galas programadas en el Palacio de la Bolsa, en esta ocasión con entrada libre, llenándose totalmente el mismo. Uno de los acontecimientos que llamó la atención fue la participación de las comparsas en el descanso del partido de fútbol entre el Beerschot y el Anderlech. Para poder llegar a tiempo de esta actuación, fue necesaria la presencia de la policía de tráfico, que con varios motoristas abrieron el paso a la expedición y nos condujeron hasta el estadio.
Han pasado 35 años y todavía se recuerda como una de las promociones de nuestra Isla más importantes que se han celebrado en Europa, y así lo consideramos. Para ello, fue necesario la participación y el trabajo desinteresado de todas y cada una de las personas que participamos. La Asociación de la Prensa de Santa Cruz de Tenerife, dirigida por Andrés Chaves en aquel momento, me distinguió con la insignia de la citada Asociación, en un sencillo acto celebrado en el Casino de La Laguna, lo dije en aquel momento y lo repito en este artículo: dicha distinción la comparto con todos y cada uno de los que participamos.

*Exconsejero del Cabildo de Tenerife. Coordinador de Europalia’ 85