Superconfidencial

Alberto y lo vintage

Alberto Segura, un hombre que siempre tiene un proyecto, ha abierto una tienda vintage en la calle Bencomo, 20, esquina Tabares de Cala, en La Laguna. Se trata de un almacén para que los coleccionistas se sientan en un paraíso. Tiene de todo, desde vinilos y maquetas de coches y aviones a recuerdos del ayer. […]

Alberto Segura, un hombre que siempre tiene un proyecto, ha abierto una tienda vintage en la calle Bencomo, 20, esquina Tabares de Cala, en La Laguna. Se trata de un almacén para que los coleccionistas se sientan en un paraíso. Tiene de todo, desde vinilos y maquetas de coches y aviones a recuerdos del ayer. Lo vintage yo creo que nace en el final del art-deco y se mete por las rendijas de cincuenta años del siglo pasado, o más, y de los veinte años del presente siglo XXI. Lo cierto es que lo vintage atrae y cada vez más, desde que en las televisiones se han puesto de moda programas de coleccionismo, subastas y buscadores de tesoros antiguos. Alberto entiende la tendencia y yo creo que la predice, porque esa tienda y la que tiene en Santa Cruz -El Cinematógrafo, junto a la Cafetería El Águila- muestran las cosas que tuvimos, que perdimos y que podemos recuperar. Es como un archivo, pero vivo, donde los recuerdos se pueden tocar y comprar. Ha pulsado Alberto todas las teclas del piano comercial, desde sus exitosos sellos discográficos (Manzana, Impulso) hasta una aventura con el grupo Prisa que duró lo que duró y mientras duró fue bien. Tiene ideas brillantes este empresario lagunero y su nueva tienda/almacén será un éxito, seguro, sobre todo en esta época navideña que empieza hoy o que ya empezó hace un mes, que nunca se sabe. Supo lanzar a Los Sabandeños en una época discográfica brillante y ahora inicia una aventura vintage que seguro que le saldrá bien, porque es la moda. Mientras escribo veo la foto de un enorme muñeco negro sentado, leyendo un periódico. Se pueden llevar los clientes al negro zumbón y al periódico, y un montón de objetos más que quedan bien en cualquier lugar. Sobre todo en esos corazones tan llenos de nostalgia.