canarias

La causa de los empleados públicos “en fraude de ley” suma “apoyos”

El comité de huelga augura que este conflicto laboral se dilatará en el tiempo por la “poca predisposición” a negociar que los afectados observan en la Administración autonómica

El comité de huelga de los empleados públicos de Canarias que se consideran “en fraude de ley”, un 40% de la plantilla de la Administración General de la comunidad autónoma, unos 4.000 trabajadores, avisa de que su lucha contra la precariedad laboral está suscitando un movimiento de “basta ya” al que se ha sumando personal de cabildos, ayuntamientos y universidades. Así lo transmitió ayer a los periodistas Rafael Rodríguez, que, en el transcurso del segundo paro que secunda el colectivo tras abandonar su intención inicial de promover una huelga indefinida, ha previsto que este conflicto se dilatará en el tiempo por la poca predisposición a negociar que observan hasta ahora en la Administración, frente a la “buena fe” que, a su juicio, han mostrado los huelguistas.

Rodríguez declaró que la Administración -concretamente, el consejero Julio Pérez, al que ven como único interlocutor válido-, “no puede soslayar su obligación legal de negociar la huelga”, por lo que sus promotores, que recrudecerán sus protestas desde este fin de semana, con manifestaciones y más paros, confían en que el representante del Gobierno canario les siente “pronto” a negociar.

Este representante de los afectados destacó “el gran movimiento para acabar con la precariedad y el abuso de la temporalidad en la contratación de las administraciones” que está suscitando esta protesta, tanto entre trabajadores de la Administración autonómica como entre personal de ayuntamientos, cabildos y universidades, de ahí que haya advertido de que, si no se da una salida airosa a este conflicto, podría extenderse, “por la cabezonería de la Administración”, a sectores estratégicos, como el que gestiona la dependencia o el Servicio Canario de Empleo. “Están presentando preavisos coincidentes con los nuestros. Está claro que hay un movimiento de despertar de los trabajadores que están en situación de abuso en la contratación”, explicó.

TE RECOMENDAMOS