cd tenerife

Triunfo de prestigio del Tenerife en Vallecas (0-1)

Fran Sol marca el gol de la victoria de los blanquiazules en Vallecas

FICHA TECNICA

Rayo Vallecano: Luca Zidane; Advíncula, Catena, Saveljich (Ulloa, m.71), Fran García; Antoñín, Mario Suárez (Comesaña, m.61), Montiel (Guerrero, m.61), Álvaro (Martos, m.46); Trejo; y Andrés Martín.
CD Tenerife: Dani Hernández; Moore, Carlos Ruiz, Sipcic, Pomares; Nono (Alberto, m.84), Aitor Sanz, Ramón Folch (Kakabadze, m.84), Vada (Bermejo, m.63); Fran Sol (Joselu, m.84) y Manu Apeh (Javi Alonso, m.67).
Goles: 0-1: min 64 Fran Sol.
Árbitro: Iosu Galech Apezteguía (Comité navarro). Amonestó a Mario Suárez (m.26), Saveljich (48), Trejo (75), Fran García (90+) y Martos (90+) del Rayo; y a Aitor Sanz (10), Dani Hernández (81), Carlos Ruiz (87) y Joselu (88), del Tenerife. Expulsó con roja directa a Alejandro Catena, del Rayo, en el tiempo añadido.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 24 de la Liga SmartBank, disputado a puerta cerrada y sin público en el estadio de Vallecas.

En el partido más completo de toda la temporada, el CD Tenerife logró una victoria de postín frente a uno de los mejores equipos de la categoría. Sin embargo, ayer el Rayo Vallecano nada pudo hacer frente a los blanquiazules, que superaron a su rival en intensidad, orden, solidaridad y en otras muchas facetas que ya son marca propia del equipo entrenado por Luis Miguel Ramis. Tres puntos de oro que le sirven al Tenerife para crecer, consolidarse y ganar muchos enteros de confianza.

Ramis despejó en el once inicial una de las dudas de la semana. ¿Serantes está ya para ser titular? La respuesta es no. El portero recién llegado partió desde el banquillo, mientras que Dani Hernández mantiene la confianza del míster. Además, entró Folch por Javi Alonso y Sipcic sustituyó al lesionado Wilson. Valera,al igual que Serantes, fueron suplentes.

La primera parte estuvo siempre más cerca de donde quería Ramis y bastante lejos de donde deseaba Iraola. Aún así, el primer disparo del partido lo protagonizaron los locales. Atrapó Dani en dos tiempos el lanzamiento de Andrés (min 3).

A partir de ahí, los blanquiazules fueron creciendo y ganando duelos individuales gracias a que superaban en intensidad a los rayistas. Así surgieron acciones de peligro sobre la meta local. Sipcic la tuvo a la media vuelta, pero la mandó al cielo madrileño (min 9).

El Rayo comenzó a tener problemas a la hora de maniatar a los hombres de ataque blanquiazules, por lo que se vieron obligados a emplear la dureza para frenarlos. En el 24 el colegiado le perdona la amarilla a Saveljich por un claro plantillazo sobre Apeh. Luego se la mostró a Mario Suárez por otra dura entrada sobre Aitor Sanz (min 26), quien había sido amonestado en el minuto 10. El mal estado del terreno de juego también propició que el juego se endureciera y que los jugadores de los dos bandos cometieran gran cantidad de errores individuales.

En los últimos minutos de la primera parte, el colegiado del partido, Iosu Galech Apezteguía, no le mostró la segunda amarilla a Mario Suárez y tampoco amonestó a Advíncula tras pisar a Vada.

Ninguna de las dos acciones fue merecedora de castigo, por muy claras que fueron. Lo justo hubiese sido que el equipo rayista hubiese acabado la primera parte con un jugador menos.
La segunda parte arrancó un disparo de Antoñín que detuvo Dani (min 46) y con una amarilla para Saveljich, que se merecía desde la primera parte.

Con el paso de los minutos el Rayo daba un paso adelante y tenía más el balón. Ya el Tenerife no era tan protagonista. Eso sí, los de Iraola no lograban la manera de entrar y les costaba un mundo crear acciones de peligro.

A pesar de todo, a Ramis no le gustaba lo que estaba viendo y empezó a mover el banquillo. En su primera sustitución quitó del campo a un buen Vada para meter a Álex Bermejo (min 63).

Un minuto después, en una acción a balón parado, el Tenerife logra ponerse por delante en el marcador. Nono ejecutó un saque de esquina que fue a parar al punto de penalti. Allí, muy atento a la dirección de la pelota, estaba Fran Sol. El punta, que hasta ese momento había estado algo espeso, logró ganarle la posición a Santi Comesaña y con la diestra le pegó duro abajo. Luca Zidane no pudo hacer nada para evitar que el Tenerife se pusiera por delante en el marcador. Los de Ramis lograban lo más difícil, que era ponerse por delante en el marcador, por lo que tocaba mantener el marcador. Ramis se dio cuenta rápido y metió en el partido a Javi Alonso por Manu Apeh.

Obviamente, desde ese momento el Tenerife se olvidó de tener el balón y solo tenía la obsesión de proteger el enorme tesoro que se había ganado. La más peligrosa que tuvo el Rayo en el tramo final del encuentro fue un cabezazo de Catena que desvía Dani en el minuto 80.

Restaban 10 minutos y Ramis decidió que no se podía jugar más. Hizo una triple sustitución en el 84: Kakabadza relevó a Nono, Alberto por Fran Sol y Joselu por Folch. La intención estaba clara: el Rayo no se podía acercar más a la portería chicharrera.

Al Tenerife le benefició la expulsión de Catena en el minuto 94. En un salto dividido con Carlos Ruiz, el central tinerfeño recibió una patada innecesaria en el costado que le costó al rayista la roja directa. Con uno más y con el resultado a favor, Bermejo tuvo en su cabeza el gol de la sentencia, pero se lo impidió el larguero de la portería defendida por Zidane.

A pesar de que el árbitro prolongó siete minutos, no hubo tiempo para más en Vallecas. Así el Tenerife rompió las nefastas estadísticas que tenía en el recinto rayista, donde no ganaba desde la temporada 1996/1997.

TE RECOMENDAMOS