cultura

El lagunero Espacio Bronzo presenta hasta el 23 de abril ‘Anemocoria’, de Julio Espinosa

La muestra escultórica ofrece nueve piezas del escultor tinerfeño y dos vídeos de Celestino González en los que participan Cristina Violán y Ángel Pageo
La propuesta expositiva se compone de nueve piezas y dos vídeos. / DA

Espacio Bronzo presenta estos días la exposición Anemocoria, con obra del artista tinerfeño Julio Espinosa, que estará abierta el público hasta el 23 de abril en la sala lagunera ubicada en la calle Núñez de la Peña, 19. Anemocoria es una palabra relativa al movimiento de las semillas agitadas y dispersadas por el viento, una referencia que confirma la inspiración de Espinosa en la naturaleza y el vínculo tan estrecho entre esta y su trabajo artístico.

La exposición consiste en la presentación de nueve piezas elaboradas en acero corten, aluminio, y madera, que van acompañadas por dos vídeos realizado por el fotógrafo Celestino González. Uno de ellos, una creación de videodanza, cuenta con la participación de Cristina Violán, mientras que en el otro el escritor Ángel Pageo recita textos propios.

El escultor tinerfeño Julio Espinosa. / DA

“Con una mirada inocente, de niño grande, Julio Espinosa se fija en las cosas simples; en cuanto tiene oportunidad se sienta en el suelo y con un palito traza líneas simples sobre la tierra y mira pasar los bichos y escucha el viento”, afirma el portavoz de Espacio Bronzo, Ventura Alemán, al comentar la exposición.

Las piezas de Espinosa nacen de esta misma manera: con una línea sencilla, un esquema simple, de geometría y ritmo, una forma plana que simula un peine, una espina o un laberinto. El escultor retuerce la pieza, la obliga, la levanta y es entonces cuando aparece la forma y aparecen el viento y el agua, aparecen los bichos y las frutas. Como un mago, Espinosa “consigue dar vida a una línea en el espacio que solo estaba antes en su mente y, ante nuestros ojos, se hace evidente lo que solo antes él veía: el poder de las cosas simples, como una semilla que aparece impulsada por el viento”, añade Alemán.

Desde su exposición en el Taller de Pintura del Festival de Cine Ecológico del Puerto de la Cruz en 1989 hasta la actualidad, Espinosa ha recorrido poco más de tres décadas de trabajo artístico en las que destacan la exposición Artefactos y artilugios, en la sala del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz de Tenerife (1991) o su participación en la III Bienal de Facultades y Escuelas Superiores de Arte de Europa (Barcelona, 1991), seleccionado por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna.

‘Anemocoria’ podrá visitarse en La Laguna hasta el 23 de abril. / DA

En 1996 participó en la III Bienal de Artes Plásticas de Santa Cruz de Tenerife, en la sala de arte La Recova, y en 1998 presentó Telúrica secreta en las salas La Regenta, en Las Palmas de Gran Canaria, y La Granja, en la capital tinerfeña. Ese mismo año, llevó Ni tan cerca ni tan lejos a la Galería El Cruce, en Madrid. Cerca del agua (Ateneo de La Laguna, 2003), El espacio sembrado (Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, Puerto de la Cruz, 2006), Improvisaciones sobre el agua (Casa Roja, Garachico, 2008) y UNTITLED (Castillo San Felipe, Puerto de la Cruz, 2012) son algunos de los títulos que jalonan su carrera, además de numerosas participaciones en exposiciones colectivas y su constante presencia en las ediciones de la Bienal de Miniaturas que se han expuesto en la ermita del Gran Poder en Bajamar (La Laguna). En 2017 presentó en Espacio Bronzo su exposición Estructuras primarias II.

TE RECOMENDAMOS