sociedad

Cuidado con la cúrcuma; hay que consumirla con moderación según la OCU

Este sazonador para platos como el curry puede suponer riesgos si se consume por encima de la dosis recomendada
Imagen de recurso. Cúrcuma. El Español

Antaño llamada el ‘oro indio‘, porque podía venderse en Europa como una alternativa más barata al demandado azafrán, la cúrcuma (Curcuma longa) ha adquirido en las últimas décadas un estatus casi místico como ‘superalimento’, al que se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y potenciadoras del sistema inmunológico. La realidad es que el extracto de cúrcuma todavía no ha demostrado tener aplicaciones sanitarias consistentes, pero cocinar con esta especia, por otra parte, parece estar vinculado con algunos beneficios para la salud. 

¿Qué hay de cierto y qué hay de mítico en todo ello? La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) plantea una revisión del producto en un reciente artículo. Empecemos por conocerla: la cúrcuma es “una planta perenne herbácea que tradicionalmente se ha empleado, además de como especia, como planta medicinal”, explican. Lo que consumimos es una ralladura de su rizoma o raíz, y su cualidad más notoria es la de servir de colorante en recetas tradicionales de la gastronomía asiática, como los currys. 

Antaño llamada el ‘oro indio’, porque podía venderse en Europa como una alternativa más barata al demandado azafrán, la cúrcuma (Curcuma longa) ha adquirido en las últimas décadas un estatus casi místico como ‘superalimento’, al que se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y potenciadoras del sistema inmunológico. La realidad es que el extracto de cúrcuma todavía no ha demostrado tener aplicaciones sanitarias consistentes, pero cocinar con esta especia, por otra parte, parece estar vinculado con algunos beneficios para la salud.  

Puede seguir leyendo esta noticia en El Español.

TE RECOMENDAMOS