sociedad

La educación concertada, la gran olvidada de la vacunación: “Tenemos miedo a contagiarnos”

Profesores y sindicatos insisten en la nula comunicación al respecto. , "Hablamos de gente que debe ser vacunada porque se encuentran en esa primera línea", dicen desde UGT
Las escuelas infantiles públicas de Extremadura abren sus puertas con aulas burbuja y poca afluencia de niños

Jaime Pérez es profesor en un colegio concertado de Santa Cruz de Tenerife, reconoce tener “miedo a contagiarse”, debido a que, por el momento, no tienen noticias de si serán vacunados como sí lo son los de la educación pública, algo que admite “no entender”.

“No se entiende cómo siendo trabajadores esenciales la vacunación comenzó avanzado ya el segundo trimestre, antes de la primera paralización. Teniendo en cuenta también el contacto directo que tenemos con tanto alumnado a diario”. indica apesadumbrado.

Señala que hay “mucho malestar” por “la distinción de profesorado de la pública, concertada y privada, si la vacunación depende de Sanidad, no de Educación”, recalcando que “hay mucho profesorado que no tiene fecha ni hora” para recibir su vacuna: “No sabemos nada a un mes para que acaben las clases y, además, a los compañeros a los que están avisando es por edad, no por ser profesor y estar en riesgo casi de manera constante”.

Manuel Navarro, secretario general de UGT Canarias, es claro al apuntar que el profesorado de la concertada es “el gran olvidado” de la educación. “Hemos denunciado, no solo el abandono del profesorado por parte de la administración sanitaria, sino de la pasividad de las propias patronales respecto a la exigencia de la vacunación de los profesores”, señala Navarro.

Navarro explica que el derecho a la vacunación para “los trabajadores de primera línea, como es el profesorado, es el mismo independientemente de que sea pública, privada o privada concertada”, por lo que exigen una solución rápida: “Todos los trabajadores que tengan una atención directa con la ciudadanía tienen que ser vacunados. Nadie nos ha comunicado nada, pero es que esta cuestión va más allá del tipo de educación, estamos hablando de ciudadanía, de gente que debe ser vacunada porque se encuentran en esa primera línea”.

UGT ha transmitido a la Consejería de Educación la necesidad de vacunar a todo el sector, porque “lo cierto es que se está llamando por edad a profesores, pero no como colectivo de atención a la ciudadanía. Bastante suerte se ha tenido para que no se hayan dado casos graves de colegios concertados. Algunos centros, como el Ramiro de Maeztu, no han tenido un solo caso”.

Desde la Consejería de Educación del Gobierno del Canarias se reitera que existe un plan de vacunación, también para los docentes y el personal de la educación concertada, pero, debido al retraso ocasionado por el debate abierto para inocular o no la vacuna de AstraZeneca, este se ha visto retrasado.

TE RECOMENDAMOS