santa cruz

Numerosos clientes en bares y terrazas en el primer viernes sin toque de queda

Un notable despliegue policial vigilaba anoche el cumplimiento de las restricciones vigentes en las principales zonas de ocio de la capital tinerfeña
Efectivos policiales controlan que la noche discurra con normalidad. Fran Pallero
Efectivos policiales controlan que la noche discurra con normalidad. Fran Pallero

El primer fin de semana sin toque de queda comenzó anoche con aparente normalidad y sin incidencias reseñables al cierre de esta edición.


En la capital tinerfeña se vieron imágenes muy distintas a las de noches anteriores, con restaurantes y terrazas con clientela más allá de las 11 de la noche ante un notable despliegue policial que velaba por el cumplimiento de las restricciones sanitarias (vigilancia de mascarillas, distancias y controles de aforos) para evitar contagios.


Este fin de semana, el primero sin toque de queda en Canarias, hay desplegados en las Islas alrededor de 7.000 agentes, entre Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica y Policía Local, para velar por el cumplimiento de las normas en vigor para la prevención de la pandemia y que no se produzcan aglomeraciones.


El Gobierno de Canarias ha vuelto a insistir en la necesidad de ser “muy responsables” en el cumplimiento de las medidas contra la propagación del coronavirus en el Archipiélago, después de reconocer que en los últimos días se han visto imágenes que no van en esa dirección, en referencia a distintas aglomeraciones sin respetar el número de personas y otras medidas de control.


El despliegue de agentes se acordó en la última reunión de la Junta de Seguridad, en la que participaron Gobierno de Canarias, fuerzas y cuerpos de seguridad, Federación Canaria de Municipios, Federación Canaria de Islas y de la Delegación del Gobierno.

TE RECOMENDAMOS