política

El Gobierno canario da hoy luz verde a los decretos de RTVC y ayudas por ERTE

Todo apunta a que la crisis abierta por los datos pandémicos de Tenerife también será tratada en este consejo extraordinario
Imagen de un Consejo de Gobierno de Canarias.

El Consejo del Gobierno de Canarias tiene previsto reunirse en Santa Cruz de Tenerife durante la tarde de hoy en una convocatoria tramitada con carácter extraordinario. Lo inusual de esta cita, explicaron ayer fuentes del Ejecutivo autonómico, se justifica con la necesidad -más apremiante que menos- de dar vía libre a dos decretos específicos y de muy distinto contenido.


Por una parte está el asunto que seguramente es más urgente dada la proximidad de que venza el plazo previsto para aprobar este decreto, versa sobre el funcionamiento del ente público Radio Televisión Canaria (RTVC). Para hacerse una idea de que su importancia es notable basta con detallar que se trata de la norma que finalmente otorgará autoridad plena en sus funciones al administrador único del ente, responsabilidad que desempeña el periodista Francisco Moreno en la que supone su segunda etapa al frente de los medios públicos autonómicos que nos ocupan.


En cuanto al segundo de los decretos aludidos, está relacionado con los perjudicados por esta crisis desde la perspectiva laboral, y su aprobación permitirá la concesión de ayudas complementarias por un total de 32 millones de euros. Eso sí, los beneficiarios de las mismas tienen que cumplir los requisitos de estar afectados por un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) y percibir en consecuencia menos del actual Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que hoy está fijado en España en 950 euros mensuales con 14 pagas.


Por importante que sea la aprobación de ambas normativas, a nadie se le escapa que la pandemia no necesita figurar en el orden del día para acabar imponiéndose hoy como tema central de este consejo de gobierno.
Las fuentes aludidas reconocían anoche que la preocupación no deja de crecer entre los responsables del gabinete regional. Nadie discute ya que la incapacidad para controlar los contagios en Tenerife es un problema grave que afecta a todo el Archipiélago, y que por mucho que se pueda mejorar en la conducta de esa minoría incívica que tanto daño está haciendo a todos los isleños, desde el Gobierno de Canarias se debe y se tiene que impulsar medidas más ajustadas al escenario actual, ciertamente distinto al existente cuando se fijó la escala de niveles y, sobre todo, lo que implica cada uno.


Además, la percepción de cierto agravio que se extiende entre la opinión pública de la Isla es otro foco de preocupación para el Ejecutivo regional. Ayer mismo, su presidente, Ángel Víctor Torres, admitió, tras visitar el nuevo centro de vacunación masiva en el Santiago Martín, que si bien ahora el Gobierno ha tenido que tomar decisiones “duras” en Tenerife, también lo hizo antes en Gran Canaria, a la par que quiso responder a quienes critican tal decisión de subir a la Isla al nivel 3 que el principal objetivo es “doblegar la curva y frenar el número de contagios”, pues hay “alguno que se equivoca”.

TE RECOMENDAMOS