SANTA CRUZ

Santa Lucía retira la imagen de una campaña tras la denuncia de Santa Cruz

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife tenía ya registrada una imagen corporativa utilizando también los colores de las banderas LGTBI y Trans

Santa Cruz y Santa Lucía. DA
Arriba, el logo de Santa Cruz en la plaza de la Candelaria. Abajo, cartel en Santa Lucía de Tirajana. DA

El Ayuntamiento de Santa Lucía ha decidido retirar la cartelería que quedaba todavía en el mobiliario urbano de la campaña ‘Santa Lucía se mueve por el arco iris’ con motivo de la celebración de la semana por los derechos de la comunidad LGTBIQ+, tras conocer que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife tenía ya registrada una imagen corporativa utilizando también los colores de las banderas LGTBI y Trans, que “puede llevar a confusión por los parecidos razonables”, ha informado en un comunicado emitido este miércoles.

La concejala de Igualdad, Minerva Pérez, y el concejal de Comunicación, Pedro Sánchez, se pusieron en contacto el martes con el Gobierno municipal de la capital tinerfeña. Tras trasladarle las disculpas desde Santa Lucía al concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo del Ayuntamiento de Santa Cruz, Alfonso Cabello, le comunicaron también la retirada de alguna cartelería que todavía quedaba.

La campaña solo se ha usado con motivo de la conmemoración de la semana por los derechos LGTBI+ y dentro del término municipal de Santa Lucía. El Ayuntamiento también aclara que “no se ha realizado ningún uso lucrativo de esa imagen, solo se utilizó con la idea de asociar el nombre de Santa Lucía a la defensa de la diversidad, y se emplearon los corazones porque se quería simbolizar el respeto a todas las formas de amar”.

“En cualquier caso, ante las confusiones que se puedan generar, el Ayuntamiento ha retirado este mismo martes alguna cartelería que quedaba en el mobiliario urbano y no volverá a emplear esta imagen en las próximas campañas”, aclara.

El concejal de la Sociedad de Desarrollo de Santa Cruz de Tenerife, Alfonso Cabello, agradeció la reacción del Ayuntamiento de Santa Lucía de retirar la cartelería y el compromiso de no volver a emplear imágenes parecidas a las que ha registrado Santa Cruz de Tenerife como imágenes corporativas.