fútbol femenino

Sergio Batista: “Ahora mismo nuestra preocupación es dónde vamos a entrenar y dónde vamos a jugar”

La UDG Tenerife Egatesa cada temporada que pasa pone el listón más alto. Cinco años en la élite del fútbol femenino con dos cuartos puestos y semifinales de la Copa de la Reina avalan una trayectoria sobresaliente en una competición en la que gran parte de la misma está copada por los grandes clubes del fútbol masculino. En la recién acabada Liga Iberdrola el representativo del fútbol canario de fútbol femenino logró batir el récord de puntos que estaba fijado en 54 al sumar 58 tras el último y meritorio punto logrado en Valdebebas ante el Real Madrid. Por si esto fuera poco, hubo un tramo de competición que el Egatesa lideró la clasificación y luchó hasta las últimas jornadas con la posibilidad de jugar la próxima temporada la Champions League femenina. Con el presidente de la entidad, Sergio Batista, repasamos en DIARIO DE AVISOS la temporada recién finalizada, el curso 2021-22 que está a la vuelta de la esquina, el caballo de batalla de este club con el déficit de instalaciones que padece, la posibilidad de que pueda disputar sus partidos en el Estadio, y la transformación que va a experimentar la UDG Tenerife a todos los niveles una vez que el fútbol femenino pase a a ser profesional.

Sergio Batista, presidente de la UDG Tenerife Egatesa. /Fran Pallero

La temporada 2020-21 concluyó hace unos días en la Liga Iberdrola. ¿Qué balance hace del curso hecho por la UDG Tenerife Egatesa.

“Totalmente positiva. Hicimos una gran temporada en un año muy complicado por el parón que hubo el curso anterior con motivo de la pandemia, por la ampliación de la categoría a dieciocho equipos, o por los cuatro descensos, pero el equipo cogió una importante racha consecutivas de victorias que nos permitieron afrontar el resto de competición con más tranquilidad. El sexto puesto en el que hemos acabado, tras pelear por la cuarta posición hasta la última jornada, ha sido muy meritorio. Hay que ponerlo en valor y disfrutarlo”.

Hubo un tramo de competición en el que la UDG Tenerife Egatesa luchó por posiciones de Champions. ¿Cree que algún día se podrá alcanzar ese objetivo?

“Siendo realistas es un poco utópico que juguemos algún día la Champions. Soñar es gratis, y aunque intentamos hacer las cosas bien y superarnos cada día, ya avanzo que el reto para la próxima temporada es mantener la categoría. Habrá una liga profesional en la temporada 2022-2023 con tan solo catorce equipos, con cuatro descensos y solo hay que fijarse en los escudos que hay y los equipos que militan en ella para darse cuenta que mantener la categoría sería un gran éxito”.

Uno de los grandes activos del club es su cantera. Apuesta decidida por directiva y cuerpo técnico para que las futbolistas del filial entrenen y disfruten de minutos con el primer equipo. Lo que ha sucedido esta última temporada es un claro ejemplo.

“Esa es una de las mayores satisfacciones que tengo como presidente. Sabemos que la apuesta por la cantera es difícil y arriesgada, y desde un punto de vista económico, difícil de sostener. Pero todos en el club nos hemos implicado al máximo, hemos creído en ello, y cada vez que una canterana es convocada o juega con el primer equipo la satisfacción es doble. Vamos a continuar en esa línea, pero si el primer equipo lo va a tener muy difícil la próxima temporada, no digo nada del filial en la Reto en la que habrá hasta nueve descensos. El club está empeñado en mantener esa categoría, en trabajar duro, y permanecer en ella con uñas y dientes. Somos conscientes de la dificultad, pero si se rompe el eslabón y el equipo ‘B’ pierde la categoría todo el buen trabajo hecho hasta ahora se iría al traste. Por ello la implicación que vamos a tener con los dos filiales será igual que la que hay con el primer equipo”.

El club anunció hace unos días cuatro bajas en su plantilla que se han ido por distintos motivos. Pleuler, una fija habitual en las alineaciones de Francis Díaz, y Allegra Poljak han decidido romper el vínculo con la entidad, Jackie Simpson por motivos familiares y Murray por causas deportivas.

“Pleuler y Allegra se han marchado porque cumplieron contrato y ambas jugarán la próxima temporada en la Real Sociedad. Les deseo lo mejor en esta nueva etapa y está claro que hemos perdido a dos excelentes jugadoras. Es una pena no poder contar con ellas, pero habrá que olvidarse de esa situación y centrarnos en las nuevas incorporaciones que seguro taparán esos huecos y también nos darán muchas alegrías. La marcha de Jackie Simpson es por un motivo familiar y aunque nos duele su baja porque ha dejado huella, en el terreno deportivo tenemos en su posición a Sara López, una apuesta firme del club, que con 19 años se ha ganado un puesto en el once inicial con su trabajo, implicación y esfuerzo. Sin duda, es el gran descubrimiento de la temporada. A Katie Murray también le deseamos lo mejor”.

La Junta Directiva apuesta por una línea continuista con la renovación del armazón de la plantilla y con la continuidad de Francis Díaz y su cuerpo técnico. Visto lo visto, es una apuesta segura.

“Siempre hemos apostado por renovar a las jugadoras que llevan más tiempo en el club. En cuanto a los entrenadores, salvo en algún caso, han permanecido en el banquillo más de dos temporadas y siempre con entrenadores tinerfeños. Los cambios no suelen ser muy bruscos y siempre hemos apostado por la columna vertebral de la plantilla. Un dato a tener en cuenta es que aún quedan nueve jugadoras que estuvieron presentes en el ascenso a Primera División, lo que dice mucho de la apuesta por unas chicas que lo han dado todo y que ya forman parte de la historia de nuestro club”.

De momento en el capítulo de incorporaciones se han anunciado tres refuerzos: Rosa Ariyo, Cristina Cubedo e Isa Álvarez. ¿Llegarán más refuerzos en las próximas semanas?

“Si, además de ellas, ya tenemos firmadas otras dos futbolistas que anunciaremos en las próximas horas, y otro refuerzo que se anunciará en los próximos días. Con estas seis incorporaciones quedará prácticamente cerrada la plantilla de la UDG Tenerife de cara a la próxima temporada. Hemos tenido dificultades para incorporar jugadoras porque en el mercado nacional hay mucha competencia y en el extranjero tienen muchas novias las jugadoras que nos fijamos. Tenemos claro que para traer algo de fuera tiene que ser superior a lo de aquí. El entrenador está contento con la plantilla que estamos configurando y la hemos mejorado cubriendo cada posición con dos jugadoras”.

¿Hay fecha para la vuelta al tajo de las jugadoras y ya está diseñada la hoja de ruta de la pretemporada con partidos de preparación de cara al arranque de la Liga Ellas el próximo 4 de septiembre?

“Francis ha convocado a las jugadoras para el próximo 26 de julio donde será la presentación y comienzo del trabajo con las sesiones de entrenamiento. En cuanto a los partidos de preparación, ya es sabido que no tenemos las mismas posibilidades que los clubes de la península. Intentaremos jugar contra equipos canarios, o participar en algún torneo internacional que se pueda organizar en Gran Canaria, Lanzarote o Tenerife con algún club de fuera invitado, pero si esto no es posible no quedará más remedio que jugar partidos con equipos masculinos de juveniles o cadetes de último año para completar una preparación lo más óptima posible”.

¿En que medida afectará a la estructura del club que el fútbol femenino pase a ser profesional?

“Es una alegría, pero lo cambiará todo por completo. Habrá que cumplir una gran cantidad de obligaciones como es el campo donde vamos a jugar. Ahora mismo nuestra preocupación es donde vamos a entrenar y donde vamos a jugar. No se puede improvisar porque estamos a dos meses que comience la competición y dependerá de las exigencias que imponga la Liga de Fútbol Profesional. También hay exigencias para el equipo ‘B’. Estamos intentando llegar a acuerdos con instituciones y organismos oficiales porque si no podemos entrenar difícilmente podemos competir. Otra de las obligaciones es que el club se convertirá en Sociedad Anónima Deportiva pero eso pasa por consolidar el proyecto deportivo manteniendo la categoría de los tres equipos que tenemos en categoría nacional. Es una apuesta valiente y atrevida, pero confiamos lograr los objetivos. Si lo conseguimos, Tenerife será una plaza importante de fútbol femenino de cara al futuro”.

¿A día de hoy, Cual es la situación económica del club?

“El club está saneado, a pesar de todas las dificultades que hemos tenido a la hora de recibir subvenciones o patrocinios en el que ha habido algún retraso. Gracias a dios se ha desbloqueado la situación que había con el ayuntamiento de Granadilla de Abona y recibiremos la subvención correspondiente a la temporada 2019-2020. La 2020-21 nos han prometido que la abonarán en un plazo corto de tiempo por lo que nos vendrá de maravilla esa inyección económica de cara a la nueva temporada. También esperamos más comprensión y más ayuda por parte de las instituciones. Solo tenemos palabras de agradecimiento para el Cabildo y esperamos que valoren la situación porque al ser profesional y ser un equipo de Primera División, ya tanto que se habla de la igualdad de género, se tenga en cuenta y la cantidad que se nos asigne sea justa, equitativa, y valoren el retorno que nosotros producimos. Ahora mismo, y según estudios de mercado que se han hecho, el retorno que generamos está cerca de los cuatro millones de euros. Es una cantidad considerable para tener en cuenta, que no caerá en saco roto, porque el crecimiento que está experimentando el fútbol femenino es importante y cualquier subvención de la que estamos hablando se quedará siempre corta. Vamos a esperar a ver que decisiones se toman, pero somos optimistas porque creemos que serán justos y equitativos”.

Desde hace tiempo se rumorea la posibilidad de sacar al equipo de Granadilla y venirse a jugar a Santa Cruz. Incluso se habla que la Directiva de la UDG Tenerife ha mantenido contactos con el Cabildo Insular para jugar en el Estadio Heliodoro Rodríguez López.

“Es una posibilidad que está ahí. Ahora mismo tal y como está la ordenanza de uso del Estadio, es el equipo profesional de mayor categoría el que tiene derecho a jugar allí. Nosotros eramos el equipo de mayor categoría pero nos faltaba ser profesional. Ahora al serlo nos corresponde ese derecho, y aunque no renunciemos a él, tampoco lo vamos a exigir. Hay que respetar a todas las partes implicadas, y si alguna vez de manera puntual nos obligan a jugar allí porque es lo viable, supondrá un cambio muy brusco de un año para otro. Podremos jugar tres o cuatro partidos en el Estadio en función de la clasificación o afluencia de espectadores, pero por el mero hecho que legalmente nos corresponda jugar en el Estadio tenemos que ser respetuosos, cautelosos y pensar mucho las cosas para evitar confrontaciones con ninguna otra institución deportiva”.

El capítulo de instalaciones sigue siendo el caballo de batalla del club que compite en inferioridad de condiciones con el resto de rivales. Todos los años con el mismo problema y no se atisban cambios en ese capítulo.

“Es un problema muy grande. Las jugadoras que quieren venir no lo hacen por el déficit que sufrimos en ese apartado. Si por ejemplo se hiciera público que vamos a jugar en el Estadio y entrenar en la Ciudad Deportiva habría una larga cola de jugadoras que querrían jugar en la UDG Tenerife, porque la Isla es atractiva y el equipo es atractivo. Pero hoy en día no se vive de sol y playa, de que haya un buen trato con ellas o de que ganes más o menos dinero, sino que te exigen una serie de recursos que nosotros por desgracia no podemos dar. Ese es nuestro caballo de batalla. Si dispusiéramos de unas instalaciones adecuadas a la categoría que ostentamos podríamos crecer una barbaridad, pero por desgracia eso no depende de nosotros. Llevamos una vida nómada entrenando unos días en Tenerife Top Training, otras en la Ciudad Deportiva, otros en La Palmera u otros en La Esperanza. Está muy claro que un equipo profesional no puede entrenar en cinco campos. Es lo que nos está pasando y así todo estamos superando esas dificultades. Lo ideal es tener unas instalaciones con un cuarto para el material, una caseta propia, una sala de gimnasio y otro espacio en el que puedan trabajar los fisios para tratar a las jugadoras. Con eso seríamos felices y estaríamos conformes”.

¿Qué se sabe del campo de El Médano?.

“Se está haciendo un esfuerzo para acondicionarlo para la Liga Reto, porque el filial la próxima temporada no podrá jugar en el campo de La Salud ya que no reúne las condiciones exigidas por la Federación Española. Siempre se dijo que el campo de El Medano sería para nosotros y ahora estamos reivindicando poder estar allí para que el filial entrene y juegue. Sería devolver a El Médano ese espíritu de fútbol que perdió en los dos años que hemos estado ausentes por causa de las obras que se llevaron a cabo. Nos gustaría poder disputar los partidos oficiales de la Liga Reto en El Médano”.

Por último, una pregunta que se hace la mayoría de aficionados de la UDG Tenerife Egatesa es que es lo que tiene el seleccionador nacional, Jorge Vilda, contra el equipo tinerfeño que después de dos cuartos puestos en la Liga Iberdrola en los cinco años que se lleva en la élite, semifinalista de la Copa de la Reina y el temporadón que han hecho jugadoras como Pisco, Martín-Prieto, Natalia Ramos o Patri Gavira, no hayan tenido la posibilidad de ser convocadas en alguna ocasión con la absoluta.

“Lo considero injusto, no solo por la trayectoria de la UDG Tenerife desde que milita en la élite, sino también por ellas mismas. Hay muchos partidos de la selección a lo largo de una temporada y podrían ser convocadas porque son jugadoras de muy buen nivel. Sin embargo estamos teniendo un trato diferente en las categorías inferiores donde han convocado a Paola Hernández, Aleksandra o Ainhoa Delgado, pero lo que es en la absoluta no se nos tiene en cuenta. Hay que respetar la decisión del seleccionador, pero si fueran convocadas nos llevaríamos todos una gran alegría porque se lo merecen”.

TE RECOMENDAMOS