tribuna

El cáncer no es igual para todos, por Andrés Orozco Muñoz

Por Andrés Orozco Muñoz

Cuánto se ha avanzado en la curación del cáncer de mama y cuánto se ha tenido que trabajar para llegar a esta situación, que, sin llegar a ser óptima, es radicalmente diferente y mejor a la de años anteriores.
Muchos son los factores que han influido en este gran avance. La investigación ha focalizado muchos estudios en el cáncer de mama. Es uno de los tumores con mayor incidencia, y eso ha llevado a concentrar y desarrollar una buena parte de la investigación. Un segundo factor en la cura corresponde a nuestros sanitarios; ellos cuentan para enfrentarse a la enfermedad con unas herramientas y unos medios muy precisos, además de una formación y experiencia reconocida en todo el mundo.


Pero hay un factor que es determinante en la cura, la prevención. Las mujeres, principales afectadas por la enfermedad, han demostrado una responsabilidad y una disciplina ante los métodos de prevención que, sin lugar a dudas, ha sido clave para día a día irle ganando la batalla al cáncer de mama.


Hoy, 19 de octubre, desde la Asociación Española contra el Cáncer invitamos a reflexionar sobre el cáncer de mama y tratar de generar una mayor sensibilidad en la población civil y en nuestros gobernantes respecto a las enormes desigualdades que se derivan de esta enfermedad. Y es que, además del daño físico y emocional, provoca inequidades económicas y laborales. Un diagnóstico de cáncer de mama, según el Observatorio de la AECC, agrava la situación vulnerable de las mujeres y de los hombres que lo padecen: el 15% de las mujeres diagnosticadas de mama están en una situación de extrema vulnerabilidad (cuando están en paro, con salario por debajo del SMI o autónomas); casi el 34% han perdido el trabajo o se han visto obligadas a dejarlo por la enfermedad; casi el 70% ha perdido salarios o ingresos, y el 36% ha perdido más de 11 meses de trabajo. 41.820 euros de media es la suma de gastos directos más la pérdida de ingresos que sufre una familia con una enferma.


Durante el año 2020, en la AECC hemos atendido a más de 23.000 mujeres y casi 6.000 lo han sido desde el servicio de trabajo social. Nuestras psicólogas, trabajadoras sociales, fisioterapeutas, administrativos y los voluntarios hemos tratado de estar muy cerca de la persona enferma y de sus familias, intentando llevarles ayuda, acompañamiento y cariño. Ayúdanos a luchar contra el cáncer, exijamos igualdad ante la enfermedad y acabemos con la inequidad económica y laboral derivada.

  • Es presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer de Santa Cruz de Tenerife

TE RECOMENDAMOS