SANTA CRUZ

La mitad de los negocios de la avenida Los Majuelos opta por mantener las terrazas

Santa Cruz inicia la retirada de los elementos de delimitación de mesas y sillas ubicadas en la aceras que no se han regularizado

Una de las terrazas de un negocio del Suroeste, que ha pedido autorización para regularizarse. Sergio Méndez

Los operarios del Ayuntamiento de Santa Cruz empezaron ayer a retirar los elementos de protección y delimitación (barreras de hormigón y vallas) de las terrazas provisionales, en la vía pública, de aquellos restaurantes, bares y cafeterías que, con motivo de la pandemia de la COVID-19 y al disponer solo de espacio interior, habían obtenido una autorización exprés, por parte de Servicios Públicos, para atender y servir en la calle. La avenida de Los Majuelos, en el distrito Suroeste, fue el primer punto al que acudieron los operarios para iniciar la retirada de las terrazas, espacios que, por otra parte, algo más de la mitad de los negocios han optado por mantener, tal y como confirmó el edil de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, quien apuntó que la jornada transcurrió con normalidad.


En cuanto a los distintos negocios de la avenida de Los Majuelos, la mayoría de empleados de estos locales comentaron a DIARIO DE AVISOS que lo han pasado mal y que la medida del Ayuntamiento ha evitado que cerraran. Este es el caso de José, del Restaurante Conipa 2, que asegura que “sin terraza, hubiera sido complicado sobrevivir, sobre todo, durante las fases más duras de la pandemia”. Su jefe ha pedido autorización para seguir con mesas en el exterior.


Nayra, la encargada del Bar El Compadre, ha presentado los trámites para instalar un espacio fijo, para 20 sillas. “Aunque la gente puede entrar, se sigue consumiendo mucho fuera”, explica.


En la cafetería Manatí, Johan cuenta que quiere seguir sirviendo fuera “porque es la forma de que la gente, que aún tiene miedo a contagiarse, venga a consumir”. Sin embargo, Yoraima, del bar El Retorno, manifiesta que su establecimiento es amplio: “Cuando estaba cerrado no nos quedaba otra, pero ahora la situación está mejor y no lo veo necesario”.

De momento, en todo Santa Cruz son 39 los negocios que han solicitado una autorización de ocupación permanente del dominio público. Estos podrán ocupar las aceras y calzadas, con toda la legalidad, hasta la resolución de estos procedimientos.


El edil del Distrito Suroeste, Javier Rivero, confirmó que son muchos los negocios del distrito que han optado por mantener las terrazas, iniciando un proceso de regularización. Sin embargo, se han encontrado con un problema añadido y es que “se está retrasando la fabricación e instalación de los materiales con los que deben hacer las terrazas”. También son varios negocios que ya cuentan con plataforma instalada, como el Picasso, en la calle Punta de Anaga, y en otras vías como Los Alisios, Añaza o Barranco Grande.