política

Unos presupuestos que pretenden “desactivar” el impacto de la COVID en Canarias

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, llevó ayer al Parlamento las cuentas de 2022, que crecen un 7,3% y dedican el 75% del gasto a políticas sociales y servicios públicos
El vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, entrega una copia de los presupuestos a la vicepresidenta primera del Parlamento, Esther González/Sergio Méndez

DIARIO DE AVISOS / EUROPA PRESS

El vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno canario, Román Rodríguez, presentó ayer viernes en el Parlamento canario el proyecto de ley de presupuestos de la comunidad autónoma para 2022 por importe de 9.098,3 millones, un 7,3% más que el presupuesto actual -un aumento de 624,2 millones-. El objetivo, aseguró, es “desactivar” el impacto de la pandemia con unas cuentas que hagan frente al retroceso de la economía privada. La cifra presentada ayer no incluye los 847 millones que se destinan a amortizar deuda pública.
En buena medida, el crecimiento en las cuentas autonómicas es posible gracias al aumento de los ingresos provenientes de los fondos europeos ordinarios y extraordinarios, que se sitúan en los 699 millones de euros, 480,3 millones de euros más que en 2021. Rodríguez aseguró que se trata de un presupuesto inicial, pues habrá “cientos de millones de más” que se incoporarán a lo largo del próximo año, procedentes de la UE y el Ejecutivo central.
De los 9.098 millones, un 75% va a políticas sociales y servicios públicos. El gasto en inversiones aumenta en 199,3 millones, un 16,8% más, hasta alcanzar los 1.382,1 millones. Destaca el apoyo a los sectores productivos, con 383,1 millones, un aumento del 28,5%. Habrá 67,4 millones para I+D+i (+21,4%); 64,7 millones para turismo (+27,8%); 111,8 millones en agricultura, ganadería y pesca (+29,1%); 76,1 millones en industria y energía (+65%) y 62,8 millones en Promoción Económica y Comercial (+6,4%).
Los aumentos más importantes, en términos absolutos, corresponden al Servicio Canario de la Salud, con 160,6 millones más, de un total de 3.461 millones; a Educación, Universidades, Cultura y Deportes, que alcanza los 2.137 millones, con un incremento de 158 millones; y a Derechos Sociales, cuyas partidas aumentan en 70 millones, hasta situarse en los 580,3.
En términos relativos, el mayor crecimiento se produce en la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, con un 34,3% de incremento, con lo que su presupuesto será de 207,8 millones. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca aumenta un 23,6%, hasta los 129 millones de euros. Y el Servicio Canario de Empleo crece un 20,3%, lo que supone un total de 332,8 millones de euros. Las cuentas incluyen también una partida ampliable de 100 millones para hacer frente a las necesidades derivadas de la erupción de La Palma.
Pese a los riesgos que amenazan a la economía mundial, como la posibilidad de nuevas cepas de coronavirus, el incremento del precio las materias primas o el aumento de la inflación -“Muy preocupante”, según Rodríguez- , el Ejecutivo no se plantea revisar ahora las previsiones de crecimiento del PIB en 2022, de un 13,9%, y considera que a finales del próximo año se habrá recuperado el nivel de 2019, como han pronosticado también el BBVA y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.

Según Rodríguez, las previsiones de ingresos “se van a cumplir” sin necesidad de “tocar” los impuestos, pues considera que el turismo va a “tirar de la recuperación de forma importante”. La recaudación por impuestos indirectos crece un 15,7% -211,7 millones-, hasta alcanzar los 1.556,7 millones, mientras que los directos crecen un 4,1%, 67,8 millones más, hasta alcanzar los 1.730,4 millones.
El vicepresidente destacó el descenso de más de un 50% de los intereses de la deuda pública, 23,4 millones menos que irán destinados al área de Servicios Sociales. Canarias es la única comunidad que ha reducido la deuda durante la pandemia. Eso se ha hecho, según Rodríguez, con la previsión de que 2023 será un año “duro” por la vuelta de las reglas fiscales, que limitarán la capacidad de gasto y puede que obliguen a la comunidad a acudir al mercado de deuda. Aun así, se ha aumentado el gasto en personal, que el próximo año crecerá un 6,2%, hasta los 3.798,3 millones. Eso son 221,7 millones más que incluyen la subida del 2% ordenada por el Gobierno central para los trabajadores del sector público, aunque el Gobierno no aplicará este incremento a los altos cargos u otros de designación política. También se mantendrán los 1.700 profesores que no había antes de la Covid-19, los 2.400 sanitarios que se han contratado y los 700 rastreadores.
Sobre el grado de ejecución del presupuesto de 2021, señaló que quedan dos meses “muy importantes”. Y pronosticó que serán capaces de gastar más de 9.000 millones, sin contar con los 1.144 millones de las ayudas que el Estado transfirió a la comunidad para pymes y autónomos. En el capítulo de inversiones, se va a trabajar para intentar llegar al 80% del presupuesto, aunque reconoció que es “complicado”, pues la ejecución depende de la evolución de los proyectos y el personal de la administración está “en muchos frentes”. Sin embargo, aseguró que la ejecución hasta septiembre “es mejor” que la de 2020.

El apoyo del Pacto

Desde el PSOE, el diputado Iñaki Lavandera afirmó que se trata de las “mayores cuentas en la historia” del Archipiélago, con las que “se pretende consolidar un crecimiento económico equilibrado entre territorios y ciudadanos, apoyando a los sectores productivos, apostando por la inversión pública y fortaleciendo los servicios públicos esenciales”. Para el líder de la Agrupación Socialista Gomera, Casimiro Curbelo, la cuentas “son positivas para la realidad canaria”. Y destacó “el compromiso de atender a los más débiles, como son los niños, jóvenes, desempleados, las personas en exclusión social o en situación de pobreza, además de incentivar la economía”.

TE RECOMENDAMOS