Justicia y tribunales

El condenado por grabar a menores en Canarias pasará 15 años entre rejas como máximo

La Audiencia de Las Palmas considera probado que este fotógrafo profesional engatusó a más de una treintena de jóvenes para que posaran sin ropa

El ahora condenado, durante la celebración del juicio. Efe

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a un total de 97 años de cárcel a un fotógrafo profesional, con 55 años de edad y con estudio abierto en la capital grancanaria, como autor de hasta 26 delitos de pornografía infantil del tipo básico y otros nueve de pornografía infantil agravada al ser las víctimas de estos últimos menores de 16 años.

Sin embargo, las reglas del Código Penal vigente para el cumplimiento efectivo de las penas reducirá a 15 años el tiempo que, como máximo, pasará dicho fotógrafo entre rejas, ya que el artículo 76,1 dispone que la estancia en prisión “no podrá exceder del triple del tiempo por el que se le imponga la más grave de las penas en que haya incurrido”. Aunque el tope fijado es de 20 años (ampliable en los casos de delitos muy graves), en el caso que nos ocupa se queda en los referidos 15 años, como se recuerda en la propia sentencia.

Como informó ayer el gabinete de prensa del TSJC, los magistrados de la Audiencia de Las Palmas consideran probado que entre 2013 y 2018 este encausado fotografió desnudas a un total de 35 chicas, seduciéndolas con la promesa de un futuro profesional como modelos. Lo hizo tanto si estaban vestidas como desnudas, y a veces solo captaba sus pechos o sus genitales, aunque el fotógrafo se reservaba para sí las fotos más explícitas y solo les entregaba aquellas en las que llevaban ropa.

Además, la sentencia obliga al acusado a indemnizar a cada una de las 35 perjudicadas con 5.000 euros, para una cuantía global de 175.000 euros. También se le imponen cinco años de libertad vigilada tras salir de prisión, la prohibición de acercarse a cada una de las afectadas durante 19 años y la inhabilitación para toda profesión que conlleve contacto con menores durante el mismo periodo de tiempo.

Resta añadir que, si bien se trata de la pena más abultada dictada en las Islas por un caso de estas características, hace apenas un año que el Tribunal Supremo dictó otra sentencia igualmente llamativa al sumar 66 años de prisión para otro fotógrafo por delitos similares al grancanario, si bien este antecedente se remonta a hechos que tuvieron lugar en La Orotava entre 2015 y 2017.