cultura

Fotonoviembre presenta en Güímar ‘Fade Out: relatos incompletos’

La exposición colectiva abre sus puertas este viernes, a las 18.00 horas, en Fonda Medina
‘Hundimiento del pesquero La Isla frente a la Torre de Hércules. A Coruña’. / Manuel López

La XVI Bienal Internacional de Fotografía Fotonoviembre presenta este viernes, 12 de noviembre, a las 18.00 horas, en Fonda Medina. Sala La Cochera de Güímar la exposición Fade Out: relatos incompletos,comisariada por el grupo curatorial formado por Inés Arencibia, Mike Batista, Maï Diallo y Emma Marting, y coordinada por el docente de la asignatura Crítica y curaduría de la Universidad de La Laguna, Ramiro Carrillo. Esta muestra de la sección oficial ofrece una reflexión sobre la narratividad dentro de la fotografía a partir de la obra de Perejaume, Sara Garsía, Miloushka Bokma, Cristina Gómez, Alicia Martín, Anna Kanai, Teresa Arozena, Manuel López, Carlo Corradi y Pedro Pablo Alcázar, fusionando de este modo distintas miradas y contextos.

Las fotografías y vídeos que conforman esta exposición pertenecen mayoritariamente a las colecciones de TEA, Ordoñéz-Falcón de Fotografía (COFF) y Centro de Fotografía Isla de Tenerife, entrando, a su vez en diálogo con otras obras ajenas a los fondos como la obra audiovisual de Sara Garsía, producida específicamente para esta exposición. Fade Out: relatos incompletos podrá visitarse de manera gratuita hasta el 19 de diciembre, de lunes a viernes de 17:00 a 20:00 horas.

La muestra plantea un recorrido que parte de la fotografía de Manuel López Hundimiento del pesquero La Isla frente a la Torre de Hércules. A Coruña. Esta obra de 1970 retrata a un grupo de personas que miran hacia el mar, hacia la zona donde tuvo lugar la tragedia. No obstante, no se ve en ella ningún rastro del barco naufragado. La imagen, paradójicamente etiquetada como fotografía documental, señala su propia ausencia. El registro del suceso llega tarde, cuando ya solo queda, como único rastro, esa latencia postclímax que retiene a los espectadores y los induce a observar un mar vacío, como sustancia visible de la desaparición o de la ausencia.

El equipo curatorial de esta muestra ha reflexionado en torno al hecho de referirse a lo que no está (o a lo que está, pero no se hace visible), entendiendo que es una forma de dar cuenta de lo alterno, de abrir grietas en la representación y en los discursos que nos son dados, para dar cabida a otras derivas semánticas y también a las historias que, de otro modo, permanecen mudas, desenfocadas.

Así, la imagen de lo evanescente, sin suceso, incompleta, es el leitmotiv de la muestra, que se entreteje como una composición que lleva a una cadencia rota, a unos puntos suspensivos, y que propone como desenlace una fuga por itinerarios alternativos: una expansión de los mapas de la mirada.

TE RECOMENDAMOS