INTERNACIONAL

Ómicron asusta a Europa, Marruecos e Israel restringen vuelos y Sudáfrica pide calma

Bélgica, Reino Unido, Alemania, República Checa, Italia, Países Bajos y Dinamarca han detectado este fin de semana sus primeros casos de la variante ómicron del coronavirus

Personal sanitario realizando controles del coronavirus en el Aeropuerto de Schipol de Ámsterdam
Personal sanitario realizando controles del coronavirus en el Aeropuerto de Schipol de Ámsterdam. Siegfried Modola – Europa Press

Bélgica, Reino Unido, Alemania, República Checa, Italia, Países Bajos y Dinamarca han detectado este fin de semana sus primeros casos de la variante ómicron del coronavirus, que sigue avanzando a Europa entre la incertidumbre por la efectividad de las vacunas y Sudáfrica alertando contra el “pánico innecesario”.

Este domingo, el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de Países Bajos (RIVM) ha confirmado trece positivos de la variante en pasajeros procedentes de Sudáfrica.

Los análisis no se han terminado aún, por lo que “puede que aparezca la nueva variante en las muestras pendientes”, ha indicado el RIVM en un comunicado oficial.

Un total de 61 de los 624 pasajeros de dos vuelos llegados recientemente de Sudáfrica a Países Bajos han dado positivo por coronavirus.

El Gobierno israelí ha aprobado este domingo el uso de un programa de rastreo por los servicios de Inteligencia y Seguridad General interior, el Shin Bet, para localizar a los portadores de la nueva variante, en una decisión a la que se han opuesto cuatro ministros por atentar contra las libertades individuales.

Israel también ha anunciado el cierre de fronteras a los ciudadanos extranjeros durante dos semanas a partir de la noche del domingo. Las autoridades israelíes han confirmado un caso de la nueva variante e investigan otros siete posibles casos, lo que ha motivado una reunión extraordinaria de casi tres horas del Consejo de Ministros celebrada este sábado para acordar nuevas restricciones.

La misma medida ha implementado Marruecos anunciando la suspensión de todos los vuelos internacionales de pasajeros al reino, a partir del próximo lunes y por espacio de dos semanas, para impedir la propagación de la variante.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica y una de las descubridoras de la variante ómicron, la doctora Angelique Coetzee, ha pedido que no cunda el “pánico innecesario” ante esta nueva modalidad, cuyos síntomas son, según los datos que baraja en estos momentos, “muy débiles”.

“Lo que estamos viendo en Sudáfrica y, recordemos, estoy en el epicentro, es muy débil. Para nosotros son casos leves”, ha declarado a la cadena BBC. “Estoy bastante segura de que en Reino Unido”, donde se han confirmado dos casos, “existe un pánico innecesario, aunque dentro de dos semanas podría estar diciendo lo contrario”.