tribuna

Avanzando hacia el V Congreso

En el próximo mes de marzo celebraremos el V Congreso Nacional de Nueva Canarias, bajo el lema Fortalecer el canarismo progresista. Unas jornadas congresuales que culminarán el intenso trabajo previo que venimos realizando desde hace varios meses con la discusión de numerosas resoluciones y dos ponencias, la política y la organizativa, y la aportación de enmiendas a las misma. Y, asimismo, con la celebración de distintos foros de debate con una alta participación y en el que, junto a personas de Nueva Canarias, hemos contado con la presencia de profesionales de diversos ámbitos del conocimiento a los que agradecemos sus interesantes aportaciones.

Respecto a los foros, iniciamos sus sesiones en Gran Canaria con un encuentro interno de reflexión y análisis sobre la política y la relevancia de la tarea que se lleva a cabo en las instituciones, con la aportación de militantes con experiencia en el Parlamento y en el Gobierno de Canarias, en los cabildos o en distintas corporaciones locales, así como en las Cortes generales. Lo que permitió poner una vez más en valor el trabajo que se realiza desde el gobierno o desde la oposición, y su impacto en la vida democrática y en la imprescindible transformación de una sociedad, la canaria, que presenta aún numerosas carencias, en algunos casos de carácter crónico.

Los restantes foros, de formato abierto, llevaron como títulos Canarias ante la emergencia ambiental y climática del planeta, desarrollado en Gran Canaria. Economía y desarrollo, claves para nuestros objetivos sostenibles, con sede en Tenerife, y Canarias en África, oportunidades para el codesarrollo, celebrado en Fuerteventura.

La actual fase precongresual tiene dos citas aún pendientes. La que afrontará los derechos sociales y la sociedad de los cuidados. Y la que cerrará el ciclo, a principios del próximo año, dedicada al análisis de los nacionalismos en esta tercera década del siglo XXI. Y una convención, el próximo enero, sobre la capacidad de transformación del municipalismo.

La ponencia política aborda el actual contexto internacional, marcado por el fin de la era Merkel, los populismos extremistas crecientes en la Unión, la convulsa situación de América Latina -en la que se vienen produciendo avances y retrocesos democráticos- o la importancia de los presupuestos europeos y los planes de recuperación, en una respuesta muy diferente a la que se produjo en la anterior crisis financiera.

Nos detenemos en la situación estatal, con un Gobierno de coalición progresista que ha logrado sacar adelante sus segundos Presupuestos Generales del Estado. Valoramos la apuesta decidida por las políticas anti cíclicas adoptadas frente a la crisis de la COVID-19, que hemos venido apoyando desde NC. Y abordamos los retos de gran calado que quedan en la legislatura, entre ellos la recuperación económica y social, la reforma laboral o la sostenibilidad de las pensiones públicas.

Y, en el ámbito canario, analizamos en profundidad el trabajo del Ejecutivo de coalición de progreso del que formamos parte y los retos de las Islas en la mejora de los servicios públicos, las políticas de cuidados, el desarrollo de un modelo económico sostenible, la superación de las desigualdades, la potenciación de las energías renovables, la movilidad y el urbanismo sostenible. O la respuesta ante los fenómenos migratorios y la exigencia de la implicación del Estado y la Unión Europea. Y ponemos énfasis en la evolución demográfica: en lo que va de siglo XXI hemos crecido en población casi el doble que la media estatal y multiplicando por siete el crecimiento del País Vasco, comunidad con mucha más potencia económica; esto tiene consecuencias medioambientales, en los servicios públicos y en el mercado laboral.

También dedicamos un amplio espacio al imprescindible avance del autogobierno aprovechando todas las potencialidades del reformado Estatuto de 2018. Valorando los positivos acuerdos alcanzados en las cuentas públicas estatales para los años 2021 y 2022, donde NC ha logrado que se financien todos los programas del REF y situarnos por encima de la inversión media; y que, en los PGE para 2022, se aprueben un conjunto de enmiendas, por 100 millones de euros, que han permitido mejorar las partidas del Plan contra la Pobreza e incrementar las destinadas a educación, cultura o los sectores económicos, así como incluir otras para infraestructuras en los tres ayuntamientos afectados por la erupción de La Palma. Pero sin olvidar nuestros contenciosos con el Estado, en estos momentos, y de manera muy destacable, el debate sobre la financiación autonómica. No permitiremos ni un paso atrás en este asunto en el que Canarias se juega su futuro.

Asimismo, en la ponencia política recogemos lo que en Nueva Canarias somos y lo que pretendemos ser. Explicita nuestras ideas y nuestras propuestas para la sociedad canaria. Una sociedad que a sus dificultades estructurales e históricas suma el impacto sanitario y socioeconómico que ha supuesto la pandemia de la COVID-19. Y, más recientemente, el impacto económico, social, medioambiental y emocional del volcán de La Palma.

Nueva Canarias pretende que su Congreso sea el de un nacionalismo que mira hacia el futuro. Que aspira a contribuir de forma decidida a la construcción del canarismo, del nacionalismo canario de la tercera década del siglo XXI. En tiempos de populismos extremistas, de riesgos para la democracia y las conquistas ciudadanas, de amenazas centralistas, el canarismo debe ser contundente en su apuesta por las libertades, los derechos cívicos, la equidad, la igualdad entre mujeres y hombres o los avances nacionales del pueblo canario.

Como hemos señalado en otras ocasiones, en Nueva Canarias somos nacionalistas porque consideramos que es la mejor forma de defender a Canarias, de contribuir al presente y al futuro de esta nacionalidad; de influir positivamente en la constante mejora de la calidad de vida de quienes habitan en el Archipiélago; de lograr que las pequeñas y grandes decisiones sobre esta tierra se adopten en las Islas, por su gente y por sus instituciones democráticas.

Consideramos que Canarias es la más singular de las comunidades autónomas del Estado, con circunstancias muy diferentes a las nacionalidades y regiones del territorio continental y, también, a las del otro archipiélago. Como sucede, por ejemplo, en la financiación autonómica: ni somos como las comunidades forales ni tampoco equivalentes a las de régimen común, al tener especificidades económicas, fiscales y territoriales que estas no tienen. Por eso consideramos que sería más adecuada la vía de la negociación bilateral Canarias-Estado.

En Nueva Canarias aspiramos a los máximos niveles de soberanía -política, económica, alimentaria, energética…- para las Islas, dando siempre respuesta a los anhelos de nuestro pueblo en el proceso colectivo de construcción nacional de Canarias. Defendemos la participación pública en los sectores estratégicos. Analizamos desde Canarias nuestra realidad y buscamos soluciones efectivas a los problemas de las Islas. Tomando decisiones desde aquí, sin tutela externa alguna: creemos en nuestra capacidad como pueblo para decidir sobre nuestro presente y nuestro futuro en todos los ámbitos.

Somos nacionalistas. Somos canaristas. Un canarismo que entendemos desde una visión progresista dirigida a avanzar en el mayor empoderamiento de nuestro pueblo con el máximo nivel de autogobierno. A superar las desigualdades. A consolidar nuestra identidad. A impulsar una sociedad canaria con potentes servicios públicos y, consecuentemente, disponer para sustentarlos de una adecuada financiación. Una Canarias feminista, comprometida con el medioambiente, acogedora y solidaria. Nuestro V Congreso Nacional debe servir para profundizar en esas ideas y en esas prácticas canaristas progresistas.

*Presidente de Nueva Canarias

TE RECOMENDAMOS