sanidad

La tinerfeña Lara, de Candelaria, la primera bebé nacida en Canarias en 2022

Sus padres recibieron durante el parto asistencia telefónica del SUC y luego trasladaron a la niña al Hospital Nuestra Señora de Candelaria, donde minutos más tarde llegó al mundo Erick

Se llama Lara y nació ayer, a las 00.48 horas, en Tenerife. El primer nacimiento de un bebé en Canarias en el recién iniciado 2022, atendido por personal perteneciente a los centros del Servicio Canario de la Salud (SCS), tuvo lugar en el Centro de Salud de Candelaria, hasta donde sus progenitores se habían trasladado tras recibir asistencia telefónica del Servicio de Urgencias Canario (SUC).

Después del alumbramiento, la niña y su madre fueron trasladadas en ambulancia medicalizada hasta el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc), donde finalizó la asistencia al parto. Lara pesó al nacer cuatro kilos y 200 gramos. Tanto ella como su progenitora se encuentran ingresadas en La Candelaria, en buen estado de salud.

A las 01.11 horas, y precisamente en el mismo hospital, se produjo el segundo alumbramiento de 2022 en las Islas. Fue el de Erick, que pesó tres kilos y 725 gramos. Madre e hijo también se encuentran en buen estado, si bien la mamá, que dio positivo de COVID-19 en la PCR realizada al ingresar en el hospital, aunque se halla asintomática, quiso lanzar un mensaje para que las embarazadas se vacunen, y, con ello, se protejan, ellas y sus bebés, de los efectos del coronavirus.

Con respecto al resto de islas, el siguiente nacimiento fue en Gran Canaria, en el Complejo Hospitalario Universitario Materno Infantil. Se trata de una niña llamada Nora, que nació a las 02.48 horas con un peso de tres kilos y 145 gramos. Tanto ella como su madre se encuentran en buen estado de salud.

ALEXA Y HUGO

Poco hubo que esperar para que nacieran los primeros bebés del año en España, ya que justo a las 00.00 horas (hora peninsular) vinieron al mundo Alexa, una niña catalana, y Hugo Moldovan, nacido en la localidad valenciana de Gandía, que fueron los más madrugadores de 2022.

Alexa vino al mundo justo a medianoche en el Hospital de Sant Pau de Barcelona y pesó 3,765 kilogramos. A esa misma hora, pero en la Comunidad Valenciana, nació Hugo Moldovan, en el Hospital Francesc de Borja, con un peso de 3,220 kilos.

A las 00.07 horas nació el tercer bebé español de 2022, esta vez en el Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde Ziam Daniel vino al mundo con un “buen estado de salud” y con un peso de 3,98 kilogramos y una altura de 51,5 centímetros.

El cuarto puesto de este singular ranking viajó al País Vasco, con la llegada de Unax, un niño que nació en el Hospital de Basurto, en Bilbao, a las 00.15 horas. El pequeño pesó al nacer 3,340 kilos.

IKER

Castilla-La Mancha recibió a Iker a las 00.30 horas, un niño que nació en el Hospital Universitario de Toledo con un peso de 3,200 kilogramos. Tres minutos después vino al mundo Rocío, el primer bebé andaluz de 2022, en el Hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz), con un peso también de 3,2 kilos.

Hubo que esperar hasta las 00.40 horas para ver nacer al primer bebé cántabro, concretamente en el Hospital de Valdecilla de Santander, mientras que a las 00.45 horas nació Ekia, la primera navarra, con 3,100 kilos y 48 centímetros (Área Materno Infantil del Hospital Universitario de Navarra).

Superada la primera hora del año nuevo nació el primer bebé aragonés, ya que a las 1.16 horas vino al mundo Bruno en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, mientras que a las 1.33 horas nació Alba, la primera extremeña de 2022, en el Hospital Materno Infantil del complejo hospitalario universitario de Badajoz, con 2,610 kilos de peso.

No fue hasta las 02.00 horas de ayer cuando llegó el primer nacimiento del año en Asturias. Fue en el Hospital Universitario de Cabueñes, en Gijón. Mario pesó 3,630 kilogramos y su altura fue de 50 centímetros. Más tardío fue el nacimiento de Olivia, la primera castellanoleonesa, que tuvo lugar en el Hospital Río Hortega de Valladolid a las 9.03 horas. La pequeña, hija de Elena María Parrilla y Francisco Javier de Casas, pesó 1.585 gramos y tanto ella como su madre se encuentran en buen estado.

TE RECOMENDAMOS