santa cruz

Santa Cruz encarga un informe para rehabilitar la fuente de la plaza Weyler

La Fundación General de la ULL se encargará de hacer un estudio y la propuesta de intervención en el conjunto escultórico que data del siglo XIX
Fuente de la Plaza Weyler. FRAN PALLERO
Fuente de la Plaza Weyler. FRAN PALLERO

La Fundación General de la Universidad de La Laguna (ULL) ha sido la elegida por el área de Servicios Públicos para que lleve a cabo la redacción de una propuesta-estudio sobre la conservación y restauración de la fuente escultórica de la plaza Weyler, que data de 1889. El encargo, formalizado mediante un contrato menor que asciende a algo más de 10.000 euros, tendrá que caracterizar los materiales constituyentes, los elementos patológicos que afectan a la fuente, un análisis del estado de conservación, así como un mapa de daños (cartografía) del estado de conservación. También será necesario que incorpore pruebas in situ de tratamientos de restauración.

Una vez cumplimentadas estos puntos, la Fundación de la ULL tendrá que redactar la propuesta de restauración en base a los estudios realizados, y acompañarla de una valoración económica de la propuesta de intervención. Para estos trabajos, la adjudicataria tendrá un plazo de cuatro meses.

Ya en 2019 se detectaron daños en la fuente de la plaza Weyler, concretamente una fisura en uno de los elementos del conjunto, concretamente en una de las conchas de la instalación, con el consiguiente riesgo de rotura. El entonces concejal de Servicios Públicos, José Ángel Martín, anunció una intervención urgente para evitar esa rotura.

Ahora, el estudio encargado por el área que dirige Guillermo Díaz Guerra busca una rehabilitación integral de una fuente que se encuentra dentro del conjunto histórico de Los Hoteles-Pino del Oro, por lo que tiene la consideración de un BIC, lo que obliga a que cualquier intervención que se proyecte debe contar con el visto bueno del Cabildo.

La plaza Weyler es una de las más importantes de la capital. En ella, y una vez acondicionada, siendo alcalde Pedro Schwartz (1897-1899), se encargó una fuente monumental a Génova (Italia). La fuente forma parte de una continúa tradición generalizada en el siglo XIX de colocar pilas de mármol en las plazas para mejora del ornato público. Lo habitual es que adoptaran formas escultóricas profanas, mascarones, infantes desnudos, etc.

El conjunto escultórico,obra de Achille Canessa, cumplirá 123 años en este 2022. El conjunto escultórico es de mármol blanco de Carrara, con características neorrenacentistas. El cuerpo central, que mide 5,8 metros de altura, tiene forma piramidal y está rematado por las estatuas de dos niños que sostienen una guirnalda de flores. En el piso central, cuatro niños, cada uno en una esquina, sujetan cada uno de ellos un delfín que echa agua por la boca y que cae en las conchas situadas en la parte inferior.

TE RECOMENDAMOS