nacional

Exigen investigar la afectación de las vacunas del COVID en la regla

También se ha pedido al Gobierno el impulso de la investigación relativa al desarrollo de anticonceptivos masculinos

La Comisión de Igualdad del Congreso ha aprobado este miércoles, con los votos a favor de todos los grupos, a excepción de Vox que se ha abstenido, una proposición no de ley impulsada por ERC por la que se insta al Gobierno a realizar una investigación sobre la afectación de las vacunas contra el Covid-19 sobre la menstruación.

El texto votado, que ha sido transaccionado con el PSOE, recoge que esta investigación sea realizada en coordinación con todas las administraciones competentes en la materia, con la sociedad civil organizada y con las universidades.

Desde ERC denuncian, con esta iniciativa, la “ausencia de perspectiva de género” en la investigación médica que, a su juicio, es “una problemática que perjudica directamente a la integridad física de las mujeres”.

Además, la portavoz del grupo republicano en esta comisión, Pilar Vallugera, ha lamentado en su intervención la falta de interés del Ministerio de Sanidad en este tema.

Según ha explicado, desde el departamento de Carolina Darias se les ha explicado que las consecuencias de las vacunas en la menstruación afecta a “29 casos por millón de dosis administradas”. Sin embargo, Vallugera ha citado un estudio de la Universidad de Extremadura, realizado sobre una muestra de 7.500 mujeres, que habla de entre un 45% y un 50% que han sufrido alteraciones en su menstruación.

INVESTIGACIÓN SOBRE LA PÍLDORA MASCULINA

Por otra parte, en la misma sesión se ha debatido una proposición no de ley impulsada por Unidas Podemos, en la que se ha pedido al Gobierno el impulso de la investigación relativa al desarrollo e implantación de anticonceptivos hormonales masculinos en España.

En esta iniciativa, que también ha recibido el voto a favor de todos los grupos a excepción de Vox, que ha repetido abstención, se considera esta investigación e impulso de la píldora masculina una estrategia “necesaria” para “reducir la brecha de género en los derechos sexuales y reproductivos”.

Desde Unidas Podemos recuerdan, en este sentido, que la Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, recoge como una obligación del Estado la garantía del acceso universal a prácticas clínicas efectivas de planificación de la reproducción, mediante la incorporación de anticonceptivos de última generación cuya eficacia haya sido avalada por la evidencia científica.

TE RECOMENDAMOS