guerra en ucrania

China “deplora” el ataque de Rusia y Ucrania le pide que medie con Moscú

El ministro de Exteriores del gigante asiático dijo que hará “todo lo posible” para que la diplomacia funcione y haya paz; su homólogo ucraniano afirma que Wang Yi le mostró su “inquebrantable apoyo”
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping | ALAN SANTOS

Hasta la fecha, se había señalado a China como el gran aliado del presidente ruso, Vladímir Putin, y su comodín para sobrevivir a las sanciones que tanto la Unión Europea como Estados Unidos le están imponiendo a él y a su entorno a raíz de la invasión de Ucrania. Sin embargo, ayer el ministro de Exteriores del gigante asiático, Wang Yi, declaró que para Pekín se han traspasado varias líneas rojas que no ve con agrado. En concreto, Yi afirmó que su país “deplora” las maniobras del Kremlin y se manifiesta “preocupada por los daños civiles”.

Es la primera vez que un representante chino ofrece declaraciones tan alejadas de las posturas de Putin, a las cuales sumó palabras de aliento hacia el pueblo asediado ofreciéndose como mediador, figura que aceptó asumir a petición de las autoridades ucranianas. En este sentido, dijo que están dispuestos a “hacer todo lo posible para terminar la guerra mediante la diplomacia”.

Todas estas citas tuvieron lugar en el marco de un contacto celebrado ayer entre Wang Yi y su homólogo ucraniano, Dmytro Kuleba. Este último, incluso quiso añadir un matiz más a la postura de China, asegurando que la nación más poblada del mundo le había “reafirmado” su “inquebrantable apoyo” a la “soberanía y la integridad territorial” de Ucrania.

Por su parte, el Kremlin remarcó anoche que sus Fuerzas Armadas seguirán actuando en el país vecino ante la “amenaza militar” que, a su juicio, representaría Occidente. El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, llegó a aseverar que Estados Unidos y la OTAN “intentan utilizar al pueblo ucraniano en la lucha contra nuestro país”. Es más, negó que su Ejército estuviera protagonizando una ocupación y empleó el eufemismo de “medidas para preservar la vida y la seguridad de los civiles”.

En la misma jornada, Moscú realizó maniobras de exhibición de su potencial nuclear, toda vez que estas se pusieron en “estado de combate” como respuesta a los paquetes de sanciones. Y, de igual manera, sobre el terreno redobló su ofensiva con un nuevo bombardeo sobre la segunda ciudad más importante de Ucrania, Járkov, y dirigiendo convoyes hacia la capital, Kiev. Aunque si hubo una imagen que generó impacto fue la destrucción de una antena de televisión con artillería, ocasionando la muerte de varios civiles.

TE RECOMENDAMOS