guerra en ucrania

Putin defiende la invasión total de Ucrania más allá del Donbás como “absolutamente correcta”

Acusa a Kiev de intentar convertirse en una potencia nuclear con la ayuda de Estados Unidos
El presidente ruso, Vladimir Putin
El presidente ruso, Vladimir Putin. EFE

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha defendido este sábado como “absolutamente correcta” su decisión de invadir completamente Ucrania más allá de las zonas afines de la región del Donbás, en el este del país.

Putin ha reconocido que llegó a contemplar una incursión limitada en Donetsk y Lugansk, zonas en disputa entre el Ejército ucraniano y las fuerzas de las autoproclamadas repúblicas, pero el Estado Mayor del Ejército le hizo entender que una operación reducida podría exponer a sus fuerzas al constante reabastecimiento de las unidades ucranianas en el frente de combate.

“Era posible asistir a las repúblicas del Donbás justo en la línea de contacto. En el frente, como dicen. Sucede que en este caso, el otro bando contaba con el imprudente apoyo de Occidente, de los nacionalistas y de los radicales. Habrían recibido un infinito apoyo de materiales, municiones, equipos, etcétera”, ha indicado.

Es por ello que Putin apostó en su lugar por lanzar una operación aérea a gran escala que, a estas alturas de la incursión y según los informes que baraja, ha conseguido destruir “casi toda la infraestructura militar de Ucrania y la defensa aérea”, según declaraciones recogidas por la agencia TASS.

“Lo primero que hemos hecho ha sido destruir toda la infraestructura militar. Bueno, no toda. Parcialmente. Sobre todo arsenales de armas y municiones, centros de aviación, sistemas de defensa aérea. La destrucción está casi finalizada”, ha indicado.

Asimismo, Putin ha insistido en que las fuerzas ucranianas son responsables de 14.000 muertes durante ocho años de conflicto en el Donbás contra la población del territorio y las milicias de las autoproclamadas repúblicas. “Es una lástima que el llamado ‘Occidente civilizado'”, ha aseverado, “no haya querido verlo”.

El presidente ruso ha aprovechado para rebatir las acusaciones de que el Ejército ruso está empleando reclutas en la invasión –que Rusia describe oficialmente como una “operación especial”–. “Ni un solo recluta participa en la operación de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa en Ucrania”, ha zanjado.

Sobre el debate en torno a la posible creación de una zona de exclusión aérea sobre Ucrania, tal y como lleva días insistiendo a la OTAN el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, Putin ha asegurado que cualquier otro país que intente cerrar el espacio aéreo ucraniano será declarado por Moscú como “un participante en las hostilidades”.

UCRANIA NUCLEAR

El presidente ha acusado a Kiev de que está intentando obtener armas nucleares a través de la OTAN para garantizar su seguridad y que parte del objetivo de la operación pasa por conseguir que el Gobierno ucraniano convierta al país en “un estado nuclear” con ayuda de la OTAN, que en ese momento se convertiría en “adversario de Rusia”.

Putin ha insistido en que la idea de una Ucrania nuclear “no es ningún tipo de tontería descabellada”. Según el presidente, Ucrania ha tenido competencias nucleares desde la época soviética. “Y son capaces de organizar ellos mismos el proceso de enriquecimiento de materiales nucleares”, ha asegurado. “Kiev sabe fabricar misiles. Y lo harán, y recibirá ayuda desde el otro lado del océano”, ha añadido, en referencia a Estados Unidos.

Desde allí, Putin ha asegurado que Washington “pondrá estas estructuras bajo su control, y a partir de ese momento, desde ese mismo momento, el destino de Rusia será completamente diferente”.

“Quien no quiera entender mi preocupación sobre la posibilidad de un despliegue de armas nucleares en Ucrania está cuestionando el futuro del Estado ruso”, ha declarado Putin, antes de criticar una vez más las sanciones impuestas por la comunidad internacional contra la economía rusa.

“Estas sanciones que nos han impuesto son como una declaración de guerra, pero todavía no estamos en ese punto”, ha explicado el mandatario.

Por último, Putin ha asegurado que no tiene intención de declarar la “ley marcial” en Rusia porque no ve “motivos para ello”. “La ley marcial se introduce en caso de agresión externa, en Rusia no existe tal situación ahora y, con suerte, no existirá”, ha indicado.

TE RECOMENDAMOS