cultura

Francis Naranjo expone en el MUNA ‘La condición humana II’

La muestra brinda hasta el 29 de mayo una reflexión sobre el cuerpo, la salud, el sistema médico, farmacológico y la muerte con materiales del Instituto Canario de Bioantropología
La iniciativa es una propuesta comisariada por Fernando Pérez. / DA

El Museo de Naturaleza y Arqueología (MUNA) del Cabildo de Tenerife alberga hasta el 29 de mayo la exposición temporal La Condición Humana II, de Francis Naranjo (Gran Canaria, 1961). La iniciativa es una propuesta del comisario Fernando Pérez, que revisita el proyecto homónimo presentado en el Instituto Cervantes de París en 2007. En este caso, reúne materiales histórico-médicos del Instituto Canario de Bioantropología, centro integrado en el MUNA.

La consejera insular de Museos, Concepción Rivero, invita a visitar una exposición que “nos permite hacer un peculiar recorrido por la historia de la medicina y ver su evolución a lo largo de los años”.

Francis Naranjo lleva más de dos décadas trabajando en una propuesta que plantea la subjetividad de los conceptos normativos del cuerpo, de la salud, del sistema médico, farmacológico y de la muerte, construyendo un nuevo relato de la enfermedad y del cuerpo enfermo. La enfermedad entendida como un espacio de desorganización, no de un cuerpo, sino de la cultura, de esa ley impuesta a la naturaleza: la estrategia seguida por el ser humano en su afán por dominar lo azaroso.

El arte ha reflexionado sobradamente sobre este hecho desde prácticamente sus orígenes. Diferentes enfermedades han sido documentadas plásticamente desde la antigüedad. A través de la representación del padecimiento se han ido construyendo distintos modelos iconográficos que han acabado por convertirse en modelos morales. Desde la imagen del leproso, pasando por la representación recurrente de la locura y la melancolía, el sida, la tuberculosis o la sífilis.

La construcción de las imágenes de la enfermedad ha sido un proceso que se ha llevado a cabo a lo largo de la historia y ha sido utilizado en diferentes culturas, sociedades y momentos.

En esta propuesta expositiva aparece también el coleccionismo médico. Una larga tradición que comenzó a desarrollarse científicamente durante el siglo XIX, a partir del positivismo científico o positivismo naturalista desarrollado en las principales capitales de Europa y América.

TE RECOMENDAMOS