guerra en ucrania

Ucrania cifra en 165 los niños muertos desde el inicio del ataque

Más de 7,1 millones de personas siguen huyendo de sus hogares a causa de la guerra mientras aumentan sus necesidades; reclaman más corredores humanitarios
ninos-muertos-ucrania
Más de siete millones de personas se desplazan por el interior del país. EP

Las autoridades de Ucrania han cifrado ayer martes en 165 el número de niños muertos en el país desde el inicio de la invasión rusa, desencadenada el 24 de febrero por orden del presidente de Rusia, Vladimir Putin, que ha dejado además más de 250 niños heridos. La Fiscalía de Ucrania ha señalado en un mensaje en su cuenta en Telegram que hasta la fecha se han confirmado 165 niños muertos y 266 heridos “de distinta consideración” como resultado de la “agresión armada por parte de Rusia”.

“Estos datos no son finales y hay trabajo en marcha para establecerlos en lugares de hostilidades activas y en los territorios temporalmente ocupados y liberados”, ha apuntado. “En particular, en la ciudad de Mariúpol y algunas zonas de las regiones de Kiev, Chernígov y Lugansk”, ha explicado.

En este sentido, ha desvelado que la región con mayor número de niños víctimas del conflicto es Donetsk, seguida por Kiev. Por otra parte, la Fiscalía ha reseñado que “869 instituciones educativas resultaron dañadas por bombardeos y ataques con artillería, de las cuales 83 han quedado completamente destruidas”.

Siete millones

La cifra de desplazados internos a causa de la guerra en Ucrania ha ascendido a 7,1 millones, según ha informado ayer la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), lo que se suma a los más de 4,2 millones de personas que han huido del país para huir de las hostilidades. La OIM ha destacado que la cifra de desplazados internos supone un aumento del diez por ciento respecto a la registrada el 15 de marzo. “La gente sigue huyendo de sus hogares a causa de la guerra y las necesidades humanitarias sobre el terreno siguen aumentando”, ha dicho el director general del organismo, António Vitorino.

Así, ha incidido en que “se necesitan urgentemente corredores humanitarios para permitir la evacuación segura de civiles y garantizar el traslado de suministros y la entrega de una ayuda humanitaria muy necesaria para asistir rápidamente a los desplazados internos”.

El estudio de la OIM refleja que el 50% de las familias desplazadas tienen niños, el 57% cuentan con personas ancianas y el 30% tienen personas con enfermedades crónicas. Asimismo, los ingresos de los desplazados han caído drásticamente.

TE RECOMENDAMOS