salseos

Los padres de Christian Gálvez dan la otra versión de la ruptura con Almudena Cid

Han sufrido mucho al ver la imagen que los medios han vertido de su hijo. "No se ha dicho toda la verdad", informan los padres de Christian Gálvez
padres de Christian Gálvez
Los padres de Christian Gálvez dan la otra versión de la ruptura con Almudena Cid. EL ESPAÑOL

Christian Gálvez (41 años) y Almudena Cid (41) firmaron hace justo un mes su separación matrimonial, y ya son personas absolutamente libres.

Su matrimonio queda por siempre en el destierro y en el recuerdo de ambos. Hasta donde pudo conocer EL ESPAÑOL, el exmatrimonio firmó el divorcio de mutuo acuerdo y las condiciones de ambos quedaron satisfechas.

En este tiempo, no han abordado su ruptura abiertamente, ni con luces y taquígrafos, más allá de circunloquios y expresiones genéricas.   

No obstante, pese a su postura de cordialidad pública -este periódico pudo conocer que ambos habrían llegado a una suerte de acuerdo en ese sentido-, ha existido, en concreto, un miembro de la familia de Almudena Cid que no duda en expresar abiertamente su opinión sobre una de las rupturas del año. 

Se trata de la madre de ella, Mina Tostado García. Desde que estalló la noticia de la separación primero, y la irrupción de Patricia Pardo (38) en la vida de Christian después, Mina ha utilizado sus redes sociales para dar a conocer su punto de vista a golpe de reflexión, escrito velado, retuit o fotografía con mensaje filosófico. Y es que los padres de Christian Gálvez lo han pasado muy mal.

Queda claro que Mina Tostado García es una madre que defiende el honor público de su hija, que entiende mancillado. Para ello, al tiempo que ensalza los valores y el talento de Cid, Mina ha utilizado, y continúa haciéndolo, tanto su Twitter como su Instagram para alzar la voz

En la antípoda, Juan Carlos Gálvez y María del Carmen Guadalupe Montero Cruz, los padres de Christian Gálvez. Ellos han optado por la discreción y el hermético silencio. Nada tienen que decir a nivel público.

Nunca han dado ese paso al frente, y menos lo harán ahora. De hecho, de Juan Carlos existen algunas fotografías en los medios, pero de María del Carmen ni siquiera un retrato

Tienen, como es lógico, su opinión de la separación, pero se la guardan de puertas adentro. Estoico y persistente silencio que no significa, como sostiene una buena fuente a EL ESPAÑOL, que no sufran, que no lo hayan pasado mal por su hijo, su imagen y honor.

“Ellos también lo han vivido todo junto a su hijo y han visto a su hijo pasarlo mal y leer cosas poco agradables. ¿O es que se piensan que aquí sólo sufre una parte?”, se interpela. Se confía al cabo: “Aquí nadie sufre más que nadie, no hay víctima o verdugo. ¡Han sido más de 11 años juntos!”. 

Ha habido momentos críticos en los que los padres de Christian Gálvez se plantean dar un golpe en la mesa, se añade: “No se ha dicho toda la verdad. Ver cómo trataban el tema en algunos programas hervía la sangre cuando lo único que destacan ellos de su hijo es su bondad y generosidad en todo”. 

Los padres de Christian Gálvez tienen claro que en una ruptura sólo se pueden inmiscuir dos, no más. Se los llamó desde algunos medios, pero siempre hubo un no por respuesta. No hizo falta que Christian les pidiera nada: “Ellos respetan profundamente la carrera de su hijo y él nunca ha jugado en la liga de la prensa del corazón. No hablar, ni para bien ni para mal. No es su empresa“. 

Juan Carlos, el padre de Christian, ha aparecido, de forma fugaz, en el extinto y exitoso espacio que presentaba su hijo en Telecinco, Pasapalabra. Explica quien bien lo sabe que el mayor apoyo de Christian en estos convulsos meses, por encima de amigos y conocidos, es su padre, su “pollo”, como lo llama él en la intimidad del hogar. Él aconsejaestáse ocupa y preocupa

En esa línea, hace unas semanas, el presentador le dedicó en sus redes sociales unas emotivas palabras a su progenitor: “Mi padre y yo practicamos el mismo deporte de riesgo: los dos damos nuestra opinión. La parte buena de todo esto es que mi padre ejerce a la vez de espejo y sombra: el espejo nunca miente y la sombra nunca se aleja“.

Y añadió: “Papá, me encanta cuando me dices que si estoy atravesando un mal momento, siga caminando, porque lo malo es el momento, no yo. Tú lo llamas túnel. Y tus palabras me dan fuerzas para seguir caminando hacia adelante. Tus años son tu experiencia y, al mismo tiempo, tu lección. Pocas veces te pones filosófico, pero cuando lo haces, se me queda grabado en el corazón”. 

Los padres de Christian Gálvez han seguido de cerca todo lo que ha hablado del divorcio

Con respecto a la rúbrica de su separación, explica a este medio quien bien quiere a ambos que Christian ha actuado con una “generosidad tremenda“. Tenía claro que lo último que deseaba era enzarzarse en guerras absurdas. Cid ha quedado “más que satisfecha, aunque esas cosas no se las pidió ellasalieron de él“.

Cabe recordar que Gálvez cedió a su exmujer un loft -valorado en 225.000 euros-, dos plazas de garajeun coche y una furgoneta. Cierto es que tras la decisión de romper las relaciones no fueron del todo cordiales y fluidas, mucho menos después de que el presentador volviera a recuperar la ilusión de la mano de Patricia Pardo

La fuente con la que se contacta sostenía hace unos días que hay una cuestión que le ha dolido especialmente a Christian en los últimos días: que se haya dicho que él pidió activar las cámaras de su casa para grabar la mudanza que realizó Almudena.

En ningún caso fue así. “Conociéndolo, y más o menos estando al tanto de las cosas, te digo que nunca llegaría a ese nivel la cosa. Eso no es verdad”, se aseveró. 

Por su parte, Christian “no sale de su asombro” ante las declaraciones que ha hecho la familia de Almudena en prensa. Por duras y, sobre todo, por injustas palabras que, según los que rodean al comunicador, no se ajustan del todo a la verdad.

En lo que respecta a Gálvez y a Patricia, se deslizó a este medio que él ha estado viviendo “de continuo” en su casa de Boadilla del Monte, y que últimamente ha pasado “más de una noche” en casa de Patricia. Eso sí, de momento seguirá haciendo vida en su casa.

TE RECOMENDAMOS