economía

Comienza la Semana Santa en Canarias sin restricciones y con la gasolina más cara

Los buenos datos elevan el optimismo del sector turístico para esta Semana Santa en Canarias, pero la elevada inflación motivada por la guerra de Ucrania enciende las alarmas de la industria
semana-santa-en-canarias
La Semana Santa en Canarias pretende recuperar a una buena parte de los turistas prepandemia

El próximo jueves darán comienzo las vacaciones de Semana Santa en Canarias en un contexto marcado en esta ocasión no por la pandemia sino por el conflicto bélico de Ucrania. Se trata de la primera vez en la que el sector turístico recupera cifras prepandemia. Son las primeras vacaciones sin restricciones y previsiblemente sin mascarilla obligatoria, lo que favorece que el sector tenga muy buenas perspectivas. Solo la guerra entre Rusia y Ucrania que trae consigo una descomunal subida del precio de los carburantes vuelve a poner en riesgo la recuperación del sector.

De hecho, el precio de la gasolina será el más alto de la historia en una Semana Santa, a pesar de la bonificación de 20 céntimos por litro que entró en vigor el pasado 1 de abril para todos los consumidores. Esto influirá, sobre todo, en los desplazamientos por carretera en la Península, aunque también tendrá consecuencias en las Islas por los costes de las compañías aéreas.


La alianza Exceltur cifró la pasada semana en un 7% el impacto negativo que la guerra tendrá en las reservas turísticas, una cifra menor de la que se preveía al inicio del conflicto, pero que evidentemente pondrá en riesgo la rentabilidad de las empresas turísticas. Los empresarios aseguran que sólo podrán trasladar una media del 26% de los incrementos de costes.

Deberán absorber el 74% de las subidas de precios en sus cuentas de resultados después de experimentar, durante los dos años de pandemia, una caída del 54% en sus ingresos. A esto se une, además, el incremento de la electricidad y de los costes salariales por la inflación. Todo esto hace que irse de ,vacaciones esta Semana Santa sea más caro que en otras ocasiones, pero aún así el turista está respondiendo.


Canarias se puede beneficiar de la lejanía del conflicto bélico y de la seguridad sanitaria y jurídica que ofrece el destino, aunque habrá que estar vigilantes a cómo actúan, por ejemplo Turquía o Egipto, que pueden tirar los precios para tratar de sostener la demanda. Los últimos datos de emisión de reservas aéreas de ForwardKeys para llegadas internacionales a España en Semana Santa muestran un panorama optimista. Las llegadas aéreas desde el extranjero a España se prevén tan solo un 13% por debajo de los valores de la Semana Santa en Canarias de 2019, mientras que los viajes aéreos nacionales se encuentran a la par con los valores previos a la pandemia, apenas un 1% por debajo.


“A lo largo de la pandemia hemos visto gran cantidad de demanda frustrada, que se ha traducido en un renovado interés de los viajeros cada vez que las restricciones permitían viajar de nuevo; en esta nueva fase de la pandemia, España se recupera rápidamente hasta rozar los valores previos al inicio de la crisis. Esta Semana Santa esperamos que mercados de origen tradicionales como Reino Unido o Alemania superen los niveles de llegadas previos a la pandemia”, apuntó Juan A. Gómez García, jefe de Inteligencia de Mercado de ForwardKeys.


Aena prevé operar un total de 12.516 vuelos durante esta Semana Santa en Canarias, lo que supone un 1,5% más respecto al mismo dato de 2019, año anterior a la pandemia del coronavirus, cuando se registraron 12.335 operaciones. Así se desprende de las cifras de previsión de vuelos facilitados por el gestor aeroportuario a Europa Press, donde se extrae además que respecto al año pasado el aumento de las operaciones es del 148,7%, ya que en las mismas fechas de 2021 hubo 5.031 conexiones. Por su parte, de las 12.516 operaciones programas por Aena en Canarias entre el 8 y el 18 de abril de este 2022, 6.923 son vuelos nacionales y 5.593 conexiones internacionales.


Tenerife


En el caso concreto de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, la patronal Ashotel prevé una ocupación media del 77,99% para este periodo vacacional. Este dato supone apenas cuatro puntos menos que la media estimada para la Semana Santa de 2019, año de referencia prepandemia.


El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, señaló que, tras la recuperación del sector en estos meses de febrero y marzo, la Semana Santa confía en que cierre con ocupaciones importantes en la provincia tinerfeña, siempre dentro del escenario de incertidumbre que genera el conflicto bélico en Ucrania. “Hay que ser positivos, pero siempre con la cautela necesaria ante los nubarrones que aún tenemos encima, como la inflación, un aspecto que influye mucho en los costes operativos de los establecimientos hoteleros, y del lado de la demanda, la incertidumbre que tienen nuestros clientes a la hora de reservar”, apuntó. Aún así, señaló que las reservas previstas para los próximos meses muestran una positiva intención de viaje con destino España.


En este caso los británicos vuelven a responder. Ya hay varias compañías aéreas, como Jet2, que han aumetado sus plazas, siendo el principal mercado para las Islas. La principal razón es que Reino Unido ha rebajado el nivel de sus medidas contra la COVID, llegando incluso a eliminar las cuarentenas obligatorias de diez días que había que cumplir al regresar de viaje al país.

Inflación y Semana Santa en Canarias


A pesar de ello, el sector está en alerta. Según relata Invertia / El Español, la preocupación por la guerra en Ucrania y nuevas olas de coronavirus siguen provocando una cierta inestabilidad en el sector, con un porcentaje de cancelaciones superior a 2019, aunque muy por debajo de los valores de 2021. Así, la inflación trae “la certidumbre de que habrá problemas con los tipos de interés, van a subir los gastos en alimentación y transportes y eso se trasladará a la competitividad del sector”, aseguró Jorge Marichal. De hecho, preocupa cómo afectará de cara al verano y más teniendo en cuenta el impacto en el bolsillo de los consumidores. 


En esta misma línea, el director de Estudios e Investigación de Exceltur, Óscar Perelli, cree que la invasión rusa de Ucrania ha afectado al incremento de los costes operativos y a la preocupación ciudadana por la inestabilidad en Europa generada por la incertidumbre de la guerra. Y en última instancia, a la desaparición del turismo en Rusia, Ucrania y sus mercados de proximidad, aunque “tengan un peso limitado en España”.


Es indudable que esta Semana Santa será la de la recuperación turística. No solo porque la llegada de turistas será similar a la de la época anterior a la pandemia, sino porque se inicia la recuperación de una actividad que no solo beneficiará a las compañías aéreas y establecimientos hoteleros, sino al comercio, la restauración, locales de ocio, coches de alquiler, transporte discrecional, etc. Falta el último empujón para llegar a cifras de 2019. El verano, ya sin medidas restrictivas y supuestamente sin mascarillas y nuevas olas, servirá de impulso para recuperar el invierno, la temporada alta del Archipiélago y cerrar el año, de nuevo con cifras récords.

TE RECOMENDAMOS