política

Albares subraya que el acuerdo con Marruecos abre la vía a conexiones marítimas con Canarias

El ministro contesta a la interpelación formulada por Quevedo (NC), quien afirma que “las buenas intenciones son insuficientes para restablecer la confianza” con el país norteafricano
José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores.

Diario de Avisos / Europa Press.| El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, reivindicó ayer, una vez más, las bondades para Canarias de la nueva relación entre España y Marruecos y citó, entre otras, el descenso de la inmigración irregular o la posibilidad de establecer conexiones marítimas entre el Archipiélago y el reino alauí.

“Esta nueva etapa de cooperación, transparencia y ausencia de acciones unilaterales es buena para Canarias”, reivindicó Albares en respuesta a la interpelación formulada por el diputado de Nueva Canarias (NC) Pedro Quevedo ante el pleno del Congreso de los Diputados, en la que ha expresado sus dudas. La hoja de ruta fijada tras la reunión del 7 de abril entre el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el rey Mohamed VI “está empezando a dar sus frutos”, destacó el ministro, incidiendo en tres aspectos especialmente importantes para Canarias. Según precisó el ministro, “permite explorar conexiones marítimas entre Canarias y Marruecos si así se desea” lo cual, agregó, “es algo positivo”. Según Albares, en Marruecos se espera al presidente regional, Ángel Víctor Torres, “con una amplia delegación de empresarios si así lo quiere Canarias”.

En segundo lugar, reivindicó que las llegadas de inmigrantes irregulares han caído el 78,1% en abril con respecto a las registradas en enero. Aunque admitió que no todos los inmigrantes parten de Marruecos, es “algo bueno” para evitar muertes en el Atlántico. Por otra parte, se refirió a la reunión prevista en junio del grupo de trabajo para la delimitación de las aguas territoriales en la fachada atlántica, un proceso en el que Canarias va a estar “estrechamente asociada”.

“MENSAJE DE TRANQUILIDAD”

Respecto a esta cuestión, envió un “mensaje de tranquilidad” a Canarias, y recalcó que en caso de superposición en las aguas reclamadas, “la delimitación solo podrá hacerse mediante acuerdos” entre los dos países conforme a la Convención sobre el Derecho del Mar. “En estos casos no caben ni los hechos consumados ni las acciones unilaterales que hemos descartado en nuestra declaración conjunta”, puntualizó el ministro de Asuntos Exteriores.

Dicho esto, tras reconocer que Marruecos está en su derecho de delimitar sus aguas, garantizó que “el Gobierno de España se reserva todas las acciones contempladas en la Convención sobre el Derecho del Mar para preservar sus intereses” en este ámbito.

Albares comentó que “si Canarias son la plataforma de España hacia África”, algo que impulsará en su visita de la próxima semana al Archipiélago, su propuesta es que ahora las Islas sean también la “plataforma de España y Europa hacia Marruecos”.

“Será beneficioso para Canarias, trabajemos juntos en ello”, expuso el ministro a Pedro Quevedo.

El diputado de Nueva Canarias lanzó un avisó muy serio al advertir de que “las buenas intenciones son insuficientes para restablecer la confianza con Marruecos”. Y es que Quevedo reclamó hechos “concretos” sobre los asuntos con incidencia en Canarias vinculados con el restablecimiento de las relaciones hispanomarroquíes.

Se trata de la fijación de las aguas canarias, el respeto a la legalidad internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas sobre el Sáhara Occidental, garantizar la participación de Canarias en las decisiones que afectan a las Islas en materia migratoria y en políticas de cooperación, en cumplimiento de los artículos 144.3 y 198.3 del Estatuto de 2018 e introducir, en las reuniones bilaterales, la sustitución de las prospecciones petrolíferas por políticas de estímulo de las energías renovables y la creación de una reserva ambiental internacional. Asuntos canarios en los que NC entiende que debe sustentarse el acuerdo entre ambos estados y que Pedro Quevedo defenderá en una moción que se votará el próximo jueves en la Cámara Baja, el mismo día de la visita de Albares al Archipiélago.

El diputado de NC dijo que el cambio de posición de Pedro Sánchez al apoyar el plan autonomista para el Sáhara Occidental de Rabat causó una “preocupación amplísima y rechazo” en las Islas por dos razones fundamentales. Una, en solidaridad con el pueblo saharaui y la “injusta” situación sufrida desde hace 46 años. La segunda, como detalló, porque la inestabilidad permanente de esa zona afecta directamente al Archipiélago en cuestiones estratégicas.

“En NC defendemos los tratados de buena vecindad y cooperación entre los Estados, más aún si son limítrofes”, afirmó. “Está muy bien que trabajemos a favor de las relaciones bilaterales”, inquirió, pero, tal y como puntualizó, con “transparencia”, “respeto” mutuo y la legalidad internacional. “Lo que tranquiliza a Canarias”, añadió, “aún no ha llegado porque son muchos años” con una evolución de los acontecimientos dominados por las crisis cíclicas, por las históricas tensiones de todo tipo entre España y el reino alauí.

TE RECOMENDAMOS