salseos

Alfonso Díez, reconstruido: la nueva cara del viudo de la duquesa de Alba

El duque Alfonso Díez ha llamado la atención de los presentes por su rejuvenecido aspecto
Alfonso Díez

En el verano de 2008, cuando Cayetana Fitz-James Stuart tenía ya 82 años, las revistas de corazón de la época publicaron una de las noticias más sorprendentes del año: la duquesa de Alba estaba enamorada. El hombre junto al que sonreía era Alfonso Díez (71 años), un funcionario 25 años menor que ella, hasta aquel momento anónimo y con quien mantuvo un sólido romance que incluso los llevó al altar el 5 octubre de 2011.

Tres años más tarde, en noviembre de 2014, la duquesa de Alba fallecía en el Palacio de las Dueñas, en Sevilla, dejando a Díez roto de dolor y desolado. El que hoy es duque viudo de Alba de Tormes ha mantenido un perfil bajo en los últimos ocho años.

Sus apariciones públicas se cuentan con los dedos de una mano, y este jueves, 12 de mayo, ha reaparecido al acudir a un acto organizado por Bertín Osborne (67) y Fabiola Martínez (49). Un evento de la Fundación Bertín Osborne, la organización sin ánimo de lucro que el exmatrimonio creó para apoyar y proporcionar recursos útiles a las familias de niños con discapacidad. 

Alfonso Díez, reconstruido: la nueva cara del viudo de la duquesa de Alba
Alfonso Díez, reconstruido: la nueva cara del viudo de la duquesa de Alba. | EL ESPAÑOL

Allí, Alfonso Díez ha llamado la atención de los presentes por su rejuvenecido aspecto, tan reconstruido ni la recordada y admirada duquesa lo reconocería. Para saber de primera mano los tratamientos a los que podría haberse sometido el duque viudo de Alba, EL ESPAÑOL ha contactado con el doctor Miguel de la Peña, director de las Clínicas Diego de León

El rostro de Alfonso Díez evidencia cambios muy notables que podrían responder tanto a tratamientos de medicina estética como intervenciones de cirugía estética.

Respecto a las intervenciones de cirugía estética, el doctor Miguel de la Peña, director de clínicas Diego de León, ha detectado que podría haber recurrido a un lifting para combatir las arrugas profundas y la flacidez, es decir, el descolgamiento progresivo que sufre la piel con el paso del tiempo”.

El lifting quirúrgico se realiza a través de microincisiones en puntos estratégicos alrededor del rostro“, prosigue, “con el fin de que después de la intervención las cicatrices sean invisibles. Se retira la piel sobrante para que el rostro quede más terso, reafirmado y rejuvenecido. Esta operación le habría costado unos 6.500 euros“.

“Otra cirugía que se podría haber realizado sería la blefaroplastia completa, es decir, la cirugía menor para eliminar la piel sobrante de los párpados y las bolsas de los ojos. Esta cirugía aporta un efecto rejuvenecedor a la mirada, proyectándola, quitando el aspecto entristecido propio del paso del tiempo y aportando un efecto de buena cara. Las bolsas provocan que los pacientes aparenten más edad, denotan falta de cansancio o un rostro poco saludable. Le habría costado unos 3.500 euros”, expresa el doctor De la Peña.

“El resto de cambios”, incide el cirujano interpelado por este periódico, “podrían responder a una combinación personalizada de tratamientos de medicina estética, mínimamente invasivos. Por ejemplo, para el tercio superior podría haber optado por una sesión de bótox para suavizar las líneas de expresión o arrugas dinámicas, aquellas que se marcan al gesticular. Lo habría aplicado tanto en la frente, como en el entrecejo como en las patas de gallo. Le habría costado unos 450 euros”.

Y concluye: “Además, también habría optado por el tratamiento lip lines 360, es decir, la aplicación de ácido hialurónico para rejuvenecer toda la zona peribucal. En concreto, en el surco nasogeniano, código de barras y líneas de marioneta. Se trata de todas las arrugas finas y líneas de expresión que se concentran alrededor de la boca. Le habría costado unos 580 euros. Por último, podría recurrir cada dos meses al cocktail personalizado de vitaminas para aportar hidratación y luminosidad en la piel. Le costaría unos 350 euros a Alfonso Díez por sesión”.

TE RECOMENDAMOS