internacional

Phillip, tras visitar las playas canarias: “Me miraban como si fuera una criatura de la Laguna Negra”

Según cuenta un estadounidense que visitó el Archipiélago, "estaba emocionado por conocer las playas canarias, pero no tanto al sentirme intimidado por el tamaño de mi cuerpo"
Playas canarias

Una de las épocas favoritas del año para muchos es la de las vacaciones. Sesiones de playa, terrazas y restaurantes a la luz de la Luna resulta el plan idílico de aquellos trabajadores que ansían en la época estival. Sin embargo, para las personas de tallas grandes como Phillip Nicholson, a menudo, se convierten en una odisea.

Y es que, según cuenta el estadounidense en el diario USA Today Travel, “estaba emocionado por conocer las playas canarias, pero no tanto al sentirme intimidado por el tamaño de mi cuerpo”.

“Fue difícil relajarme y tomar el sol cuando otro turistas que se alojaban en mi hotel me miraban como si fuera una criatura de la Laguna Negra“, declara el viajero que, además, vivió una experiencia desagradable cuando “una madre alejó a sus hijos de mí cuando bajé los escalones de la piscina”. “¿Pensaría que ser gordo es contagioso?”, agrega.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) indican que el 74 por ciento de los adultos en Estados Unidos tiene sobrepeso. A este respecto, de las personas que se sienten gordas, al menos, el 43 por ciento se enfrenta a la vergüenza corporal, e incluso, al acoso, tal y como recoge una encuesta de 2018 elaborada por la Universidad de Chicago.

TE RECOMENDAMOS