santa Úrsula

Juan Manuel Acosta: “La solución para recepcionar La Quinta no será rápida ni sencilla pero sí definitiva”

El alcalde de Santa Úrsula se siente orgulloso de haber podido inaugurar como alcalde la Casa de la Juventud, un reto pendiente que se inició en 2007 con la declaración de BIC del inmueble
Juan Manuel Acosta, alcalde de Santa Úrsula
Juan Manuel Acosta, alcalde de Santa Úrsula. Fran Pallero

Se siente orgulloso de haber podido inaugurar como alcalde la Casa de la Juventud, un reto pendiente que se inició en 2007 con la declaración de BIC del inmueble, de estilo colonial británico del que existen escasos ejemplos en la Isla, y que conllevó su adquisición por parte del Gobierno de Canarias. Ha sido un logro importante del Ejecutivo que lidera pero al que todavía le quedan algunos retos pendientes en el municipio “en los que se está trabajando”.

-¿Terminar la Casa Verde era uno de ellos?
“Sin duda. Se ha tardado un poco por problemas en el comienzo de las obras y porque se tuvo que sacar a licitación en dos ocasiones tanto la adjudicación del mobiliario como el servicio eléctrico. Queda la parte trasera, en la que se proyecta un parque acorde con el entorno de la casa, que sea accesible, con aparcamientos, espacios propicios para la lectura y el descanso y determinados arbustos para conservar la parte del bosque termófilo. El proyecto está casi listo y el año próximo tendremos que ver si podemos ejecutarlo, ya sea a través de una subvención o con recursos propios”.

-¿Y para cuándo la reapertura de la piscina?
“Es un reto que para este Gobierno tiene una importancia capital. Es cierto que desde que se retiró la empresa concesionaria, en junio de 2019, el Ayuntamiento ha estado inmerso en un proceso jurídico que se retrasó más de lo previsto debido a la pandemia. La resolución llegó en diciembre de 2021, se rescindió el contrato con Eulen y estamos en el periodo de liquidación, pero que no impide el trabajo que estamos haciendo y de ocuparnos del mantenimiento. Además, hemos contratado una consultoría externa para que nos acompañe en todo el procedimiento para ponerla en marcha otra vez. Se ha hecho un estudio de mercado y se va a actuar en el interior para mejorar las instalaciones, que tendrá un coste cercano a los 400.000 euros financiado por las arcas municipales. También estamos analizando las fórmulas administrativas para que no vuelva a pasar lo mismo y que sea atractivo para la empresa que coja la gestión y podamos disfrutar de la piscina durante largo tiempo”.

-La oposición niega que mientras duró el proceso jurídico con Eulen el grupo de gobierno haya estado trabajando en el nuevo pliego de condiciones para sacar la licitación cuanto antes…
“Nosotros no hemos dejado de trabajar y además, la oposición tiene conocimiento de todo lo que estamos haciendo porque los procedimientos se han llevado a pleno y se han explicado para tomar una decisión entre todos que dé un margen de seguridad y no haya que volver a pasar por la misma situación”.

-En la anterior entrevista me confesó que se sentiría “frustrado” si en este mandato no puede solucionar la situación de La Quinta. ¿Qué pasos se han dado para lograr este objetivo?
“Los vecinos saben la situación en la que nos encontramos, tanto en ‘La Quinta vieja’ como en la parte nueva. En esta última siempre se ha intentado llegar a un acuerdo con la promotora y el escollo es el mismo según la Justicia: la urbanización no está terminada y quien tiene la competencia es la promotora. Se ha contratado a la empresa pública Gestur que ha hecho una valoración jurídica y urbanística de lo que hay que hacer para que sea recepcionada. Si eso lo llevamos con la Junta de Compensación, muchísimo mejor, pero si no, tendrá cumplida cuenta de los pasos que se den porque se trata de buscar una solución que no será rápida ni sencilla pero sí definitiva. Los plazos se intentarán agilizar lo máximo posible, pero hay un procedimiento jurídico y urbanístico del cual no me voy a separar y así se lo he trasladado a los vecinos”.

-¿Los vecinos lo entienden? ¿Hay buena sintonía?
“Creo que podría ser mejor. Entre otras cosas, porque es un procedimiento que viene desde hace muchos años y algunos de ellos lo conocen más que yo y todos los pasos que se han dado se han explicado”.

-¿Está conforme con el arreglo del talud y el camino peatonal que va hacia esta urbanización?
“Sí, ha costado mucho también pero al final lo importante es que las obras se ejecuten y se hagan bien porque es una de las entradas al municipio. El paso peatonal era una de las condiciones indispensables en caso de que se construya un aparcamiento disuasorio detrás del cementerio. El Cabildo al comienzo del mandato creyó que no era prioritario, nosotros que sí, y estamos en conversaciones avanzadas con el propietario para comprar el terreno y hemos encargado un proyecto. Esperemos que el Cabildo también se involucre porque es una zona privilegiada para el acceso al transporte público”.

TE RECOMENDAMOS