economía

Canarias, el mejor refugio de Europa para teletrabajar este invierno

El Gobierno prepara una campaña internacional para captar turismo de larga estancia que huya del frío y de las restricciones eléctricas en Europa; 35.400 teletrabajadores ya están aquí desde enero

Como indica el dicho popular, no hay mal que por bien no venga. Y es que Canarias puede aprovechar este invierno una oportunidad de oro para captar turismo de larga estancia ahora que se esperan unos meses complicados con las restricciones del suministro eléctrico en toda Europa.

Es por eso, que la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias prepara para el próximo mes de septiembre una campaña promocional dirigida a 12 mercados europeos, así como al norteamericano, con el objetivo de posicionar al Archipiélago como destino de larga estancia; sobre todo, ahora que muchos europeos se van a tener que someter a severas restricciones energéticas.

“En Canarias no necesitamos calefacción. Tenemos mayor calidad de vida, buena sanidad y podemos ofrecer a un turista silver (mayor de 55 años) y a un remote worker todo lo que necesitan en esos meses en los que en su país hace frío y todo se encarece mucho más”, declaró a este periódico la consejera de Turismo, Yaiza Castilla.

El turoperador alemán FTI ya ha apostado por esta vía y ha reforzado las conexiones aéreas entre Alemania y Canarias durante el invierno y ofrecerá alrededor de 100 vuelos desde el país centroeuropeo hacia las islas de Tenerife, Fuerteventura y Gran Canaria. Para los teletrabajadores, nómadas digitales o personas ya retiradas, pero que simplemente quieren escapar del frío de Alemania, el turoperador ofrece también estancias de larga duración en hoteles, todo incluido, de incluso cuatro estrellas.

Alemania, segundo mercado en importancia para Canarias después del británico, está comportándose de manera rezagada esta campaña de verano por los problemas que está teniendo el país con el gas. El canciller alemán, Olaf Scholz, ya ha advertido de que en invierno habrá restricciones en el suministro eléctrico y que se va a pasar frío.

“Nuestra intención con esta campaña”, explicó Castilla, “es atraer a aquellos remote workers que puedan trabajar a distancia e incentivar a las empresas internacionales para que elijan las Islas para que sus empleados trabajen en el Archipiélago; en un entorno más favorable y, por lo tanto, mucho más productivo. El trabajador ahorra y la compañía también”.

“Esta campaña, que abordará las fases de inspiración, descubrimiento y planificación del customer journey del teletrabajador, dará un nuevo impulso de notoriedad a la marca Islas Canarias en este segmento y nos permitirá seguir pulverizando los objetivos iniciales de nuestro Plan”, señaló la consejera.

El teletrabajo se está popularizando cada vez más, con mayor presencia de empleados que de autónomos, pues las empresas cada vez dan más flexibilidad a sus trabajadores. Además, un tercio ya son parejas o incluso familias, cuando la tendencia anterior era que un 85% venían solos.

También va subiendo la edad media y cada vez es más frecuente que los trabajadores en remoto tengan entre 30 y 40 años o más. En cuanto a las nacionalidades, las más habituales son: Alemania (27%), Reino Unido (12%), Países Bajos (10%), República Checa (8%), Estados Unidos (6,6%), España (6,6%) o Irlanda (5%).

En 2021 Nomad List (portal de referencia mundial para el teletrabajo) cifró en 47.000 los nómadas digitales que aterrizaron en el Archipiélago, superando el objetivo marcado para 10 años en uno solo [al inicio de la pandemia la Consejería cifraba en 30.000 los teletrabajadores que llegarían a la Isla en 5 años]. Según los datos de Turismo de Canarias, el segmento de larga estancia refleja un gasto medio de 3.171 euros por persona y viaje. Lo que supuso una facturación de cerca de 150 millones de euros en 2021.

Desde otro punto de vista, un segmento que apenas representó el 0,8% del total del turismo de 2021, generó un 2,12% de la facturación turística total de las Islas Canarias para el mismo periodo. En lo que llevamos de 2022, y también según estimaciones de Nomad List, Canarias ha recibido ya 35.400 teletrabajadores en la primera mitad del año, lo que apunta unas perspectivas tremendamente positivas para el cierre del ejercicio.

Así, siguiendo con el mismo cálculo de facturación turística, en este caso, durante el primer semestre de 2022, el volumen de ingresos turísticos habría superado ya los 112 millones. Airbnb también sitúa a Canarias entre los 6 destinos para teletrabajar.

Junto al segmento del remote worker, Canarias también apuesta por el turismo silver (mayores de 55 años). Se trata de un turista tremendamente interesante porque tiene una estancia media de 50 días, frente a los 9 de promedio. Gasta por viaje una media de 2.907 euros, frente a los 1.137 euros del resto.

Un 80% no contratan su viaje como paquete sino que mayoritariamente compran el vuelo directamente a la compañía (un 73%) y el alojamiento (54,1%). Suelen viajar en pareja y visitan más de un isla en mayor proporción que la media. Recorren las islas por su cuenta, visitan bodegas, mercadillos, museos y degustan gastronomía por encima de la media. Y son grandes repetidores. En 2019, 131.600 personas pernoctaron casi 50 noches y generaron 383 millones de facturación.

TE RECOMENDAMOS