nacional

El bombero Alberto murió atropellado al ir a rescatar a un gato

Pertenecía al grupo de rescate de felinos
Alberto durante una de sus intervenciones en el Cuerpo de Bomberos.
Alberto durante una de sus intervenciones en el Cuerpo de Bomberos. El Español

Madrid amanecía esta mañana con una trágica noticia. Alberto, un bombero de 45 años, perdía la vida tras ser arrollado en el distrito madrileño de Moratalaz por un vehículo que se dio a la fuga.

El fallecido, perteneciente al grupo de rescate de felinos del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, se dirigía a rescatar a una gata que había caído por una bajante cuando fue atropellado por el vehículo. 

Los hechos ocurrieron alrededor de las 22.00 horas en el camino de Vinateros, esquina con calle Marroquina, en el distrito de Moratalaz. El Cuerpo de Bomberos recibió un aviso de rescate de una gata y enseguida iniciaron el protocolo de actuación. 

Alberto, al no tener coche y tratarse de una ubicación cercana a su casa decidió ir hasta el lugar en bicicleta, mientras que sus compañeros se trasladaron en coche.

“Todos estábamos esperándole pero no llegaba, le llamamos y nos coge el teléfono un policía municipal que nos indica que ha sido atropellado por un coche que se ha dado la fuga en Moratalaz”, han explicado sus compañeros en redes sociales.

El ciclista circulaba en una bicicleta del servicio ‘Bicimad’ cuando fue arrollado por un vehículo que posteriormente se dio a la fuga. Tras el accidente, fue trasladado por Samur al Hospital La Paz, donde fue intervenido de urgencia pero falleció a causa de las graves heridas. 

La Policía de Madrid comenzó a investigar lo ocurrido con el objetivo de recabar toda la información para tratar de localizar al autor del atropello. Finalmente, ha sido este martes cuando el conductor se ha entregado en una comisaría del distrito, según han informado fuentes municipales a Europa Press. Ahora, La Policía trasladará al conductor a las dependencias de la Unidad Judicial para continuar con las pesquisas.

TE RECOMENDAMOS