internacional

Confirman que la joven Oriana murió a los 21 años tras sufrir una picadura de mosquito en la frente

Oriana Pepper, la joven de 21 años y estudiante de piloto de vuelo, murió a los 21 años el pasado año tras haber sufrido una picadura de mosquito en la frente, según se ha confirmado a través de los informes forenses hechos públicos las últimas horas
picadura de mosquito

Oriana Pepper, la joven de 21 años y estudiante de piloto de vuelo, murió a los 21 años el pasado año tras haber sufrido una picadura de mosquito en la frente, según se ha confirmado a través de los informes forenses hechos públicos las últimas horas.

La británica se encontraba haciendo prácticas para la compañía EasyJet y estudiaba un curso de piloto de vuelo en Oxford, donde ya había aprobado todos los exámenes teóricos. Por ello, se desplazó hasta Bruselas para empezar sus prácticas como piloto.

Sin embargo, al llegar a Amberes la joven estudiante sufrió la picadura de mosquito en su frente, justo encima de su ceja, lo que finalmente terminaría por causarle la muerte.

La grave picadura de mosquito que acabó con la vida de una joven promesa de la aviación

Fuentes cercanas al caso confirmaron que poco a poco la herida que le causó la picadura de mosquito comenzó a empeorar y Oriana empezó a notar un fuerte dolor.

Por este motivo, su novio, James Hall, trasladó a Oriana hasta el hospital donde fue atendida el pasado 7 de julio de 2021, donde le recetaron varios antibióticos y le recomendaron reposar en su domicilio. Sin embargo, la joven, lejos de notar mejoría, comenzó a sentirse peor.

El 9 de julio, solo dos días después de ir a urgencias, el novio de Oriana volvió a llevarla hasta el centro sanitario al ver que a la joven se le había trasladado el dolor de cabeza hacia la espalda y que tenía dificultades para hablar.

Al llegar al hospital y ver cómo estaba Oriana, los médicos decidieron ingresarla. Tan solo tres días después, la joven falleció rodeada de sus padres, de su hermano y de su novio.

“Nunca había visto un caso como este”, asegura el forense que confirmó la muerte por picadura de mosquito un año después

Casi un año después del fallecimiento de la joven británica de 21 años, se han hecho públicos los informes forenses. Al parecer y según ha comentado Nigel Parsley, forense del caso, la estudiante murió a causa de “una infección grave causada por la picadura de un insecto en la frente”.

La picadura de mosquito le provocó una infección que terminó convirtiéndose en una “embolia séptica que llegó hasta el cerebro”. El propio forense se ha mostrado realmente sorprendido de la causa de la muerte de la joven ya que, según afirma Nigel Parsley, “nunca antes había visto un caso como este”.

Ahora y tras un año de su muerte, la familia de Oriana Pepper ha conseguido sacar adelante una beca en su honor para así ayudar a otras jóvenes que quieran estudiar para ser algún día piloto de vuelo. 

TE RECOMENDAMOS