nacional

La guerra de Rubén Sánchez contra Vueling por cobrarle el equipaje de mano en su viaje a Canarias

El secretario general de FACUA se ha visto obligado a pagar 30 euros para poder subirse a un avión con su equipaje de mano y prepara acciones legales
La guerra de Rubén Sánchez contra Vueling por cobrar el equipaje de mano

Rubén Sánchez, Secretario General de FACUA, se ha visto inmerso en una lucha contra la conocida aerolínea Vueling. El pasado 21 de julio, publicó a través de su cuenta de Twitter que la aerolínea le había cobrado 30 euros por “un equipaje de mano que según la ley pueden llevar los pasajeros en el avión sin coste adicional”.

Esta situación ha llevado al propio Rubén a tomar la decisión de presentar acciones legales contra la compañía por una situación que cada vez se da más en el sector y que ha generado una importante repercusión en la red social con más de un millón de impresiones en el tuit de la mencionada queja.

El caso de Rubén

En Vueling existe una normativa que establece que el límite de tamaño para el equipaje de mano es de 40x20x30 cm. El equipaje que Rubén portaba para su vuelo desde Sevilla a Las Palmas era similar a un bolso, pero al no ser un bolso al uso, la compañía le obligó a pagar para llevarlo en bodega. “El tamaño de mi equipaje de mano es menor al tope que pone en la web de Vueling para los bolsos”, afirma Sánchez.

Desde la aerolínea obligaron al activista a pagar los 30 euros porque si no, no podía acceder al avión. “De hecho la propia compañía cobra el mismo bulto a 40 euros en lugar de a 30 si tienes que pagar a la entrada del avión, en el caso de no haberlo hecho antes”. Sin embargo, Rubén finalmente tuvo que pagar 30 euros.

Vueling le ha dejado claro a Rubén que no le van a devolver el dinero ya que según la propia compañía, en la página web viene explicado lo que se puede llevar y lo que no. Sin embargo, el Secretario General de Facua alude a que las explicaciones son bastante contradictorias. “Sí se explica que hay unas medidas que el equipaje de mano no debe superar para que sea considerado como tal. Sin embargo, lo mío, pese a que cumple con las medidas, al no ser considerado como bolso, no se incluye, y es por eso por lo que me hicieron pagar y me obligaron a llevarlo en la bodega”, añade Rubén.

Además, Rubén espera que le vuelvan a cobrar de nuevo 30 euros en el viaje de vuelta a Sevilla que se sumarán a los 30 del viaje de ida.

Habrá demanda

Rubén ya ha afirmado que quiere interponer una demanda judicial, y que al no llegar la cantidad reclamada a los 3000 euros, no le hará falta pagar por un abogado. Otro aspecto que le motiva en su caso es que no es la primera vez que se dan situaciones de demandas similares contra aerolíneas.

De hecho, incluso la propia Vueling ya ha tenido que enfrentarse a un expediente sancionador por una situación similar en Baleares. Y no ha sido la única empresa del sector, ya que, por un caso parecido, Ryanair terminó incluso siendo multada por un Tribunal de Madrid que declaró abusivo obligar a los clientes a pagar por el equipaje de mano.

TE RECOMENDAMOS