nacional

Muere Silvia, la joven que ingresó en la UCI hace 3 meses tras someterse a una cirugía estética

La mujer, de 34 años, fue ingresada el 6 de mayo tras sufrir una grave infección después de una triple cirugía en la clínica CEME de Madrid
Muere Silvia, la joven que ingresó en la UCI hace 3 meses tras someterse a una cirugía estética
Silvia Idalia Serrano, la mujer fallecida. Cedida (El Español)

Silvia Idalia Serrano ha muerto en la madrugada de este 31 de julio a los 34 años tras pasar tres meses en la UCI del Hospital de La Paz, según ha informado su familia a EL ESPAÑOL. La joven fue ingresada tras sufrir una grave infección después de una triple cirugía en la clínica CEME de Madrid.

Silvia llegó prácticamente muerta a la UCI del citado centro. La operación tuvo lugar el 29 de abril en la Clínica VOT de Madrid, uno de los centros donde CEME realiza las operaciones. Al día siguiente de la intervención -de reducción de pecho, liposucción y transferencia a glúteos- la joven recibió el alta.

Durante los días siguientes, Silvia empezó a sufrir fuertes dolores, fiebre, mareos, vómitos y desmayos. La mujer fue citada para una consulta de urgencia en un hospital de día de Madrid el 4 de mayo. Hicieron falta tres visitas a Urgencias para que Silvia fuera ingresada en la UCI.

A su llegada a La Paz, la infección bacteriana se había extendido por muchos órganos y tejidos. Los médicos aseguraron a la familia que el pronóstico era crítico y que su supervivencia sería “un milagro”. Silvia fue inducida en un coma y sometida a numerosas intervenciones para retirar la infección.

Mientras tanto, la familia presentó una denuncia contra la clínica CEME y el doctor José Manuel Arévalo, el cirujano que llevó a cabo la intervención. La denuncia está admitida a trámite en el juzgado de instrucción número 46 de Madrid. Al mismo tiempo, no paraban de surgir casos de mujeres que denunciaron ser víctimas de las “negligencias” de esta clínica y, más concretamente, del citado doctor Arévalo.

Ahora, el juez deberá determinar si hubo una mala praxis en el post operatorio. “Si esto se hubiera detectado a tiempo se podría haber evitado”, asegura la familia. La clínica se defiende alegando que no ha hubo errores en el proceso.

Por su parte, el abogado de la misma, no tiene dudas: “Es un asunto de mala praxis médica, claramente. No solo por el resultado, que es horroroso, sino por el abandono de la paciente una vez operada que han tenido en este centro médico”, afirmó Francesc Jufresa, letrado especialista en este tipo de negligencias.

TE RECOMENDAMOS