nacional

Investigan el asesinato de un sacristán en España a manos de un yihadista como un presunto acto terrorista

La Audiencia Nacional prorroga la detención de Yassine Kanjaa 48 horas más y será trasladado a Madrid el lunes para que preste declaración
yihadista

El juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea ha acordado acceder a la solicitud de la Policía Nacional para prorrogar el plazo de detención de Yassine Kanjaa, detenido el pasado miércoles en Algeciras como presunto autor del asesinato de una persona y de causar heridas a otras cuatro.

El magistrado, de conformidad con el artículo 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que prevé la posibilidad de prorrogar otras 48 horas el plazo máximo de detención policial en delitos de terrorismo, señala que el detenido deberá ser puesto a disposición judicial antes de las 19.30 horas del próximo lunes. Será entonces cuando el presunto yihadista preste declaración ante el juez.

Gadea alega que, desde la provisionalidad de este momento inicial de las actuaciones y antes de resolver sobre su situación personal con las necesarias garantías, hay que practicar una serie de diligencias que no pueden realizarse en el periodo inicial de detención de 72 horas. Por ello, prorroga la detención otras 48 horas adicionales. 

Según el relato de los hechos, la Audiencia Nacional investiga inicialmente al detenido por un delito de asesinato y lesiones con instrumento peligroso con fines terroristas, según el artículo 573 del Código Penal. El juez relaciona la acción con el salafismo yihadista al concluir que con ella pretendía “alterar la paz pública mediante la ejecución de actos de terror, lo que habría podido motivar la actuación criminal”.

Por tanto, Yassine Kanjaa pasará cinco días detenido en la Comisaría de Algeciras, mientras continúan las investigaciones policiales y se analizan los pendrives con contenido yihadista encontrados en la casa ocupada en la que vivía el hombre. 

El auto de diligencias previas emitido por el Juzgado Número 6 de la Audiencia Nacional, al que ha tenido acceso este periódico, recoge que en el examen de los archivos electrónicos “en todo momento debe estar presente el imputado“, y se le permitirá “hacer manifestaciones sobre la procedencia o improcedencia del examen o copiado de los archivos”, que deberán reflejarse en el acta. 

Fuentes de la lucha antiterrorista han explicado a Europa Press que en el registro de la vivienda se han encontrado unos pendrives que son objeto de análisis policial y que apuntarían a una reciente radicalización del arrestado por asesinar a un sacristán y herir a varias personas, entre ellas un sacerdote. Se trata de contenido yihadista “muy básico”, según apuntan las citadas fuentes.

Por su parte, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró ayer tarde en Algeciras que las investigaciones, bajo secreto de sumario inicialmente por un mes, están centradas en analizar los hechos como de “naturaleza terrorista”, pero también se están analizando “otras posibilidades”. 

“Estamos en el inicio de investigaciones y todas las hipótesis están abiertas“, por lo que no se descarta el extremo de que el detenido tenga, además, problemas psiquiátricos, circunstancia que también ha trascendido en las últimas horas.

Jassine Kanjaa, de 25 años, “no estaba en el radar de ningún servicio nacional por radicalización y tampoco en ninguna base de datos de los distintos países” en los que ha tenido alguna residencia, aseguró el ministro. 

TE PUEDE INTERESAR