La consternación se apodera de los canarios al saberse del suceso, un conductor de una guagua escolar en la isla Fuerteventura ha sido detenido y acusado de abusos (íntimos)  a al menos diez chicas de dos centros educativos de Fuerteventura a las que trasladaba en la guagua, según fuentes de la Guardia Civil.

El detenido es un varón de 54 años, que fue previamente denunciado a finales de noviembre por el mismo personal docente de uno de los centros educativos en los que trasladaba a menores. Todo se produjo después de que una niña informase de lo que sucedía, se indica en un comunicado.



Al parecer, el detenido aprovechaba el momento de saludar a las alumnas que accedían a la guagua para realizarles prácticas de carácter íntimo, así como otros actos y comentarios que comportarían tratos degradantes.

Según la investigación, esto sucedía desde hacía tiempo sin que ninguna de las víctimas lo hubiese denunciado.

Algunas de las menores también habrían sufrido los hechos fuera del horario de transporte escolar, cuando se encontraban con el detenido en la calle por la que pasaban, quien las invitaba a llevarlas en su vehículo particular.

La detención se produjo el pasado 10 de diciembre y no se descarta que haya más víctimas, indica la Guardia Civil.