La consejera del área de Medio Natural y Seguridad del Cabildo de Tenerife, Isabel García, ha solicitado al Gobierno del Estado y al de Canarias una actuación referente a los diferentes episodios de E.coli y vertidos de hidrocarburos aparecidos en diferentes puntos de la costa de la isla que se han dado estas semanas.

Hay que destacar la zona de Candelaria y Granadilla que han sido afectadas por vertidos contaminantes en sus playas y costas.

Esta situación ha llevado al cierre de diferentes espacios costeros

La consejera Isabel García lo ha comunicado a ambas administraciones del Estado y ha enviado un  mero oficio dirigido a la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente y a la Dirección General de Seguridad y Emergencias así como a la Dirección General de la Marina Mercante, solicitando que “se concreten qué medidas se pudieran tomar para resolver estos sucesos”. y es “preocupante”, por lo que considera “imprescindible prevenir la contaminación”.

De esta manera el Cabildo y Gobierno canario derivan las competencias y responsabilidades en el Estado con oficios y sin soluciones para algunas playas que son de las más contaminadas de España.