La bajada de temperaturas que ha traído la vaguada que sufrirá el Archipiélago hasta este sábado ha permitido la presencia de granizo en puntos relativamente bajos como Tegueste o Santa Úrsula.

Son lugares en los que no es habitual recibir estos fenómenos, pero menos lo es en Granadilla donde, 16 años después, sus vecinos se han visto sorprendidos por un espectacular granizada que, en solo unos instantes, cubrió de blanco todo el suelo.

Además, la intensa lluvia, que ha provocado registros superiores a los 50 litros por metro cuadrado en casi todas las islas afectadas, ha provocado desprendimientos en algunas carreteras de Tenerife, como la de Las Carboneras, o que la empresa de Aguas Emmasa tuviera que abrir de nuevo las compuertas de desagüe de la depuradora de Santa Cruz ante el aumento del caudal por la lluvia caída en El Rosario y La Laguna. En esta última localidad, el viento y la lluvia provocaron anoche una avería en una torreta de alta tensión en Tejina, que produjo cortes y subidas y bajadas de tensión en puntos de la costa del municipio, según denunciaron vecinos por Twitter.