Agentes de la Policía Nacional y funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, en una operación conjunta con las Autoridades Argentinas (PFA), han desarrollado una investigación contra una organización criminal asentada en Argentina y Europa dedicada al tráfico marítimo de estupefacientes a través de buques portacontenedores.

La operación ha culminado con la interceptación de un contenedor en el puerto de Santa Cruz de Tenerife en el que fueron hallados 165 kilos de cocaína, y con la detención en Argentina de ocho miembros de esta organización y la intervención de 323.000 dólares.

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización de estas características. Fruto de la investigación, se consiguió determinar el ‘modus operandi’ que empleaba la organización para realizar el transporte de la droga desde Argentina hasta Europa, contaminando mediante ‘rip off’ o ‘gancho ciego’ contenedores a bordo de buques dedicados al transporte de mercancías para extraerla una vez que dichas embarcaciones tocaban puertos europeos.

El objetivo principal de la organización era, a través de sus ramificaciones en Europa, y en concreto en España, retirar esa sustancia estupefaciente cuando la embarcación hubiera arribado al puerto de Santa Cruz de Tenerife. Continuando con las pesquisas realizadas por parte de las fuerzas policiales implicadas, se pudo identificar el contenedor en el cual la organización había introducido la sustancia estupefaciente.

La organización introdujo la sustancia estupefaciente en el puerto de Zárate (Argentina), aprovechando las conexiones que este grupo organizado tenía en el mismo; de esta manera la droga introducida tomó rumbo a España.
Una vez el buque portacontenedores llegó a las costas del Archipiélago canario, en la madrugada del pasado 18 de abril, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia tanto del buque como del contendor que se encontraba en la bodega del mismo.

Durante este periodo los agentes no observaron ningún movimiento sospechoso del contendor ni a ninguna persona que se dispusiera a extraer la sustancia estupefaciente. Asimismo, se comprobó que los precintos del contendor no habían sido violentados a bordo del buque. Teniendo en cuenta esta circunstancia, los agentes procedieron a la apertura del contenedor hallando en su interior cinco bolsas azules, con 150 paquetes de cocaína, de un peso aproximado total de 165 kilogramos.

DETENCIONES EN ARGENTINA
Una vez confirmado el hallazgo de la droga, las autoridades argentinas procedían a la detención de los ocho miembros de la organización, relacionados con la introducción del estupefaciente en el contenedor en Argentina, así como a los registros de las viviendas de los arrestados, donde se encontraron 323.000 dólares.

El ‘gancho ciego’ o ‘rip off’ es una técnica consistente en introducir el estupefaciente en un contenedor de mercancía legal o vacía para, posteriormente, extraer el estupefaciente en el puerto de destino